Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

"Muchas firmas cerrarán y algunos autónomos adelantan la jubilación"

En el polígono operan solo el 48%, menos desde hoy por el parón del sector no esencial - Trece mil afectados por ERTE en Ourense

La gestoría Valeiras, de A Ponte, con 26 años de experiencia. // Iñaki O.

La gestoría Valeiras, de A Ponte, con 26 años de experiencia. // Iñaki O.

Las gestorías están trabajando prácticamente a diario para atender las necesidades de empresas y autónomos en la crisis sanitaria del coronavirus, que ha frenado la actividad económica y amenaza la estabilidad laboral del corto y medio plazo. Para primar la recuperación sanitaria se amplía el parón con las nuevas limitaciones establecidas a última hora de la noche del domingo en un real decreto que limita el trabajo a sectores esenciales, otorgando un permiso retribuido al personal del resto de los ámbitos económicos.

El estado de alarma sanitaria obligó a cerrar al 52% de mercantiles del polígono industrial de San Cibrao das Viñas, motor de la provincia. Un total de 2.249 trabajadores de 43 empresas -según los últimos datos actualizados por la asociación- se han visto inmersos en un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) en el área industrial. En toda la provincia se han presentado 3.283 solicitudes que afectarían a un total de 13.012 asalariados, según datos de la Xunta. Más factorías cerrarán la persiana desde hoy, ya que ayer lunes había moratoria para la preparación del sector al nuevo escenario.

La gestoría Valeiras y Martínez, de A Ponte, tiene 26 años de experiencia. La plantilla, de 9 empleados, trabaja a turnos, con reducción de jornada, de 9 a 14 un grupo y de 14 a 19 horas el otro. "Lo vivimos con mucha amargura por la situación, como todo el mundo que tiene una empresa y que quiere a sus empleados porque forman parte de su vida familiar", expresan.

En las gestorías se trabaja sin parar, "y es un trabajo desagradable. La situación para las empresas es muy mala. Muchas cerrarán y hay autónomos con 62 o 63 años que iban a aguantar la jubilación pero ya no, varios con trabajadores a su cargo. Si pierdes actividad, clientes e ilusiones, haciendo frente a pólizas de crédito e hipotecas es imposible continuar"

Un buen número de propietarios retrasan o perdonan el pago de alquiler a afectados por el parón. "Depende de la generosidad de cada uno y de si dependes esa renta para subsistir, hay de todo y es comprensible", señala esta gestoría.

Compartir el artículo

stats