Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Banco de Alimentos deja de repartir productos frescos

Procedió a la entrega de 189.000 kilos de comida no perecedera a un total de 43 entidades de toda la provincia de Ourense

Banco de Alimentos de Ourense. // Iñaki Osorio

Banco de Alimentos de Ourense. // Iñaki Osorio

El Banco de Alimentos, que preside Cecilio Santalices Mourille, ha tenido que suspender las campañas de captación y recogida de productos frescos diarios en las cadenas de distribución y supermercados, y el reparto de cada mes de frutas y hortalizas, tras la declaración del estado de alarma, por parte del Gobierno.

En estos momentos, el Banco de Alimentos solo cuenta con el apoyo de "algunos voluntarios, que colaboran desde su casa telemáticamente y en este reparto", para prevenir y cumplir las normas dictadas por las autoridades sanitarias y cuidar de la salud de los mismos.

El Banco de Alimentos permanece en contacto con las administraciones y está disponible para cualquier eventualidad. "Creemos que con el esfuerzo de todos se ha podido seguir prestando esta asistencia, y que en los casos sobre todo de niños que comían en los comedores escolares se ha solventado, por parte de las autoridades y del comedor social de Caritas".

Cecilio Santalices confirma que las entidades "cuentan con los alimentos no perecederos necesarios, porque acabamos de concluir el reparto de la tercera y última fase del plan FEAD, iniciada el día 16 de marzo, habiendo repartido cada día y a un total de 43 entidades de toda la provincia de Ourense, en total 189.000 kilos de alimentos no perecederos".

Cada reparto incluía alimentos como leche, batido de cacao, galletas, aceite, pasta, arroz, garbanzos cocidos, macedonia de verduras, conservas de atún, conservas de sardinas, magro de cerdo, tomate frito, macedonia de verduras, cereales y potitos infantiles. En este reparto, también se han incluído zumos, entregando un total de 20.000 litros.

El Banco de Alimentos ha podido realizar el reparto, "gracias a la labor desinteresada y el compromiso de un voluntario, que lleva años encargándose de este plan FEAD", cumpliendo todas las normas establecidas de seguridad sanitaria y siguiendo todo el protocolo.

El BAO comunicó a las entidades la obligación de "venir únicamente una persona por vehículo de transporte y que siguiese las indicaciones del voluntario para la prevención de cualquier contagio.

En los próximos días contactará con las entidades benéficas para preguntar si han podido realizar el reparto a 6.000 familias.

Compartir el artículo

stats