Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El alcalde "se reconcilia" con los placeros

Aparcó sus antiguas diferencias por el gasto en la reforma de la plaza y fue a comprar al mercado

El alcalde en un puesto del mercado de abastos provisional, junto al presidente de los placeros. // FDV

El alcalde en un puesto del mercado de abastos provisional, junto al presidente de los placeros. // FDV

No hay nada que el tiempo no remedie. El ahora alcalde de Ourense, Gonzalo Pérez Jácome, uno de los principales críticos por la costosa obra de rehabilitación de las plaza de abastos de As Burgas, para ponerlo en manos de unos comerciantes por un canon a su criterio ridículo, se ha hecho eco del SOS que lanzaron los placeros por la caída de ventas en este mercado, y se ha ido a la plaza.

Acompañado por el presidente de la Asociación de Comerciantes de la Plaza de Abastos, Emilio González, el regidor se fue hace unos días, al edificio provisional del mercado y departió con todos los placeros, en una visita con la que ratificaba una adhesión al pequeño comercio local que ya había mostrado en sus redes

La visita del regidor como señal de apoyo a la compra en la plaza, se produjo después de que Emilio González mostrara su preocupación por el escaso apoyo a este comercio de proximidad, que había perdido un 60% tras el confinamiento, al primarse la compra en los supermercados más próximos a los domicilios de cada vecino. Los primeros días, señaló el presidente de los placeros, había algún policía alertando a los clientes que no eran vecinos de la zona, de que podrían llegar a ser multados si no compraban cerca de su casa. La presión policial desapareció pero lo que si agradecen los vendedores es que uno de sus políticos más críticos, Jácome haya sucumbido a los "encantos" del mercado tradicional.

Compartir el artículo

stats