La ourensana Sandra Dosouto, de 20 años, publicó un mensaje por redes sociales mostrando su disponibilidad para cuidar de niños y niñas en estos momentos difíciles para la conciliación de algunas familias. "Hay personas que necesitan este tipo de ayudas porque los colegios están cerrados y estas familias no se pueden hacer cargo de los niños, y no los quieren dejar con los más mayores, ya que son personas vulnerables y con riesgo a contagiarse", advierte la joven y añade: "Es una ayuda bastante buena".

Las redes sociales son una plataforma útil pero "hay que contrastar las fuentes y saber de dónde viene la información". Ella utilizó Instagram y Twitter como medio de difusión para llegar a todas las familias posibles y ve en estas plataformas un canal para llegar a más gente, pero con la necesaria tarea de ratificar los mensajes o los anuncios como el suyo

Puso el anuncio el jueves y varias personas le han escrito o llamado para obtener más información. " Afirma que le gustan mucho los niños y tiene muy buen trato con ellos "por experiencias familiares y de amistad". La iniciativa, explica, surge "porque me cancelaron el Erasmus en Portugal y luego me cancelaron las prácticas en la ciudad de Ourense y finalmente me cancelaron las clases, así que tengo un período de tiempo libre para estudiar y decidí tomar esta decisión para ayudar a la gente y también hay otros compañeros míos que tomaron la misma iniciativa para emprender esta acción y ayudar a las familias", dice Sandra.

A cambio, la ourensana pide una contraprestación para costearse los estudios de Erasmus y los que cursa en la actualidad.