Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

"Son libre para correr" atrajo a decenas de participantes, pero molestó a Galegas 8M al impredir la manifestación

Miles de mujeres salieron ayer a la calle en Ourense para participar desde primera hora de la mañana en alguna de las citas reivindicativas del Día de la Mujer, que comenzó con la carrera abierta a toda la ciudadanía "Son libre para correr", por las calles de Ourense, seguida de la concentración de Galegas 8M con una espectacular batucada reivindicativa en la Plaza Mayor, y cerró la jornada con una de las manifestaciones feministas más participativas de la historia.

Todo esto en Un Día de Mujer y de reivindicación de las lucha feministas , marcada por la asistencia de una oleada de ciudadanos pero en el que las protagonistas fueron mujeres, madres, hijas, abuelas, nietas en un reguero intergeneracional que tiñó de violeta la ciudad, bajo el lema este año de "Sen cuidados non hai vida".

A esta cita en la ciudad se sumaron las citas de movilización feminista convocada ayer en A Gudiña , Carballiño Allariz, Ribadavia O Carballiño y Pobra entre otros.

En una provincia en la que 9 de cada diez cuidadores de familiares en el hogar son mujeres, esa visibilización de este trabajo callado pilar de la sociedad, fue escenificado por la mañana por Galegas 8M con toda la fuerza de sus tambores y coreando lemas como "T Teñennos medo porque xa non temos medo" o "a nosa loita é cada día, somos mulleres e non mercadoría", que contagiaron a los asistentes, al tiempo que extendían tendales simbólicos con prendas de ropa, como lema del trabajo silencioso de millones de mujeres . "Sen coidados non hai vida. Mudando o sistema, derrubando o patriarcado" .

Batas y mandilones para ejemplificar a "esas cuidadoras mudas del hogar que reclaman su derecho a decidir y la obligación de los otros a compartir,, mujeres del campo, enfermeras o aquellas que se responsabilizan de personas mayores" , denunciaron.

Tras la lectura del manifiesto hubo también la intervención de una representante de la Escuela de Arte Dramático de Galicia, con movilizaciones desde hace meses, señaló contra el l acoso a las mujeres del que dicen ser víctimas en el centro. Por la tarde, más de 7.000 personas atravesaron la ciudad con todos los colectivos unidos en un reguero infinito, y con un lema preferente: "vivas libres y unidas".

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats