Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Suspenden un juicio por atraco al estar la víctima detenida junto a una banda de robos violentos

Dos hombres, encausados en otro caso por supuesta violación, se enfrentan a 4 años y medio de cárcel por un robo con cuchillo

M. A. es uno de los 11 detenidos en una macrooperación de la Guardia Civil de Lugo y Ourense, más la Policía Nacional de Monforte, contra una violenta banda que robaba y agredía a compradores de coches ofertados por internet, en las provincias de Ourense, Lugo y León. Además es la supuesta víctima de un atraco que ayer llevaba a juicio a los encausados A. N. e I. A. B., también procesados en otro caso de presunta agresión sexual y robo a otro hombre. La vista no pudo celebrarse ayer en el Penal 2 de Ourense al estar el denunciante detenido e incomunicado en los calabozos, a la espera de que pasen hoy, junto al resto de los integrantes de la banda criminal, a disposición del magistrado de Instrucción 2, Luis Doval, que dirige la operación del instituto armado.

Los dos encausados, que ya comparecieron este miércoles en la Audiencia Provincial para ser juzgados por la supuesta violación -esa vista también se suspendió, por un problema procesal-, se enfrentan en esta causa a una petición de condena por parte del fiscal de 4 años y medio de prisión.

Presuntamente, los dos acusados concertaron una cita telefónica con la víctima -el ahora detenido- con la excusa de venderle unos teléfonos móviles. Sobre las 21.15 horas del 10 de enero de 2017 pasaron a recogerlo en un vehículo y los tres se desplazaron hasta la zona de O Peliquín para, supuestamente, mostrarle allí los móviles.

Pero al llegar, según la Fiscalía, A. N. sacó un cuchillo de aproximadamente 50 centímetros de largo y le ordenó que le entregara todo lo que tuviera. El otro acusado, I. A. B., presuntamente le dijo: "Saca el reloj y todo lo que tengas antes de que te dé una puñalada".

Ante la situación en la que se vio inmerso, el perjudicado entregó a los encausados 1.200 euros, dos teléfonos móviles y un reloj. Una vez conseguido el botín -añade el fiscal-, los dos individuos abandonaron a la víctima y se dieron a la fuga en el coche. Sin embargo, días después procedieron a la devolución de todos los objetos.

Hechos similares

Es un hecho similar, y en fechas muy próximas, al que los dos encausados afrontan, también como presuntos coautores, en la Audiencia Provincial, aunque la causa de este tribunal es más grave porque incluye un presunto delito de agresión sexual que eleva la petición de condena para ambos a 11 años y medio de prisión.

El miércoles, este juicio fue suspendido por tercera vez para que la abogada de A. N. pueda formular escrito de defensa ya que no pudo cumplirse el trámite mientras estaba en busca y captura. Fue detenido en enero, en Ceuta, al regresar a España por el control de fronteras. Debe celebrarse antes de un mes.

Sobre las 21,30 horas del 25 de enero de 2.017 los procesados, junto a una tercera persona no identificada, quedaron con la víctima con el supuesto fin de comprarle un teléfono móvil. Se dirigieron en coche a la zona de Oira y una vez allí, presuntamente A. N. puso un cuchillo en el abdomen a la víctima, diciéndole que se lo clavaría si gritaba o hacía algo, puesto que no tenía "nada que perder".

Según la versión que defiende el ministerio público, trasladaron a la víctima y después de agredir al otro varón con bofetadas y puñetazos le obligaron a que les entregara todo lo que llevaba. Lograron 96 euros en efectivo y dos tarjetas, otra de un supermercado y un móvil. La acusación pública sostiene que tras cachearlo, intimidado por la fuerza y a punta de cuchillo, obligaron a que se desnudase y practicara una felación al procesado A.N., el cual en un momento determinado le introdujo los dedos por el ano. Lo dejaron marchar pero advirtiéndole de que no denunciara o lo matarían. Devolvieron las tarjetas y el móvil a la víctima, a través de un tercero, en un local de ocio.

Compartir el artículo

stats