Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Diputación reparte con tres programas más de un millón de euros en ayudas

-Los planes de la infancia y de servicios complementarios tendrán 125.000 euros -El resto de la cuantía irá para la prestación del servicio de atención en el hogar básico

Instante de una votación en el salón de plenos de la Diputación durante la sesión de ayer. // Brais Lorenzo

Instante de una votación en el salón de plenos de la Diputación durante la sesión de ayer. // Brais Lorenzo

La Diputación de Ourense aprobó ayer las bases reguladoras de tres programas para la concesión de subvenciones o ayudas en infancia, servicios complementarios a ésta y el servicio de ayuda en el hogar básico. En total, los tres programas destinan 1.150.489 euros para la cooperación con la necesidades que involucran a las familias con los menores y a la dependencia de los mayores ourensanos.

Para el primer programa "BenOurense Infancia", el ente provincial concede ayudas a las corporaciones locales para el mantenimiento de "Puntos de Atención a la Primaria Infancia (PAI)", establecimientos de carácter diurno y titularidad municipal situados en los concellos de 5.000 habitantes, lo mismo para el segundo programa "BenOurense Infancia-Servizos Complementarios" que entre los dos suman un total de 125.000 euros.

El tercero de los programas -las bases reguladoras- "BenOurense Servizo de Atención no Fogar" (SAF) es un plan que está destinado a regular la concesión de las ayudas para las entidades locales de menos de 20.000 habitantes, es decir, para los 91 concellos de la provincia a excepción de la capital. El presupuesto de este programa asciende a 900.489 euros.

La diputada de Ciudadanos, Montse Lama, calificó de "básicos" los servicios que se contemplan en los citados programas, aunque arguyó que para el próximo ejercicio la Diputación tengan "a cuenta incrementar estas partidas" debido a la tendencia demográfica que está adquiriendo la provincia de Ourense en los últimos años.

El nacionalista Bernardo Varela arguyó que estos planes de cooperación con los concellos ourensanos "son bien recibidos", pero "se echa de menos una partida económica importante o de mayor cuantía ya que los 125.000 euros del BenOurense Infancia y los Servicios Complementarios, en relación con los 85 millones de euros de presupuestos -sin contar con el remanente de tesorería- supone el 0,147% del presupuesto de la Diputación. No parece una apuesta muy importante, por ello, les invito a que sean más ambiciosos para los próximos años con cuantías más importantes". Y añadió que "la Diputación se gastó 280.000 euros en figuras de Sargadelos que son más de lo que se va a dedicar a los dos programas especificados. Fondos hay pero es una decisión política hacia dónde van esos fondos destinados".

El grupo de gobierno aludió a la reivindicación de "nuestras necesidades", en palabras de la diputada popular Luz Doporto para que el "Gobierno de España devuelva a las comunidades la deuda que tienen con las partidas correspondientes al IVA y estas se puedan repartir entre las provincias". También defendió que "estas partidas pueden parecer insuficientes o se pueden incrementar, pero la realidad de este ejercicio es la que es y estamos hablando de una realidad que es la que tenemos".

El diputado socialista Álvaro Vila expuso "el abandono de la Xunta de Galicia en cuestión de dependencia" en lo que se refiere al programa de ayuda en el hogar básica ya que "la administración gallega tarda más de tres meses en reconocer, en algunos casos la dependencia, y somos los concellos los que tenemos que hacer frente a servicios que son competencias impropias".

Los tres programas aprobados repartirán más de un millón de euros para los diferentes concellos de la provincia. Una cantidad que para la oposición es "superable" y para el gobierno provincial es "realista". Durante la sesión también se debatió la necesidad de enfocar la natalidad y el problema demográfico de la provincia desde un punto de encuentro participativo y responsables, iniciado por la diputada Montse Lama que rehuyó de presentar la moción registrada que conllevaba un plan piloto -de entre otras cosas ayudas directas para la natalidad- y sustituyó su iniciativa para arrancar la unanimidad de los grupos para la convocatoria de una comisión de reto demográfico abierta a los agentes implicados y los expertos en la materia para paliar la caída de la natalidad.

Compartir el artículo

stats