La Xunta de Galicia contratará por 276.066,12 euros -el presupuesto base de licitación era de 350.000 euros- la reforma que abrirá ventanas y mejorará la eficiencia energética en el nuevo edificio judicial de Ourense, inaugurado en 2015 tras una inversión en la obra de 17 millones de euros, más el coste de la expropiación y los posteriores litigios que incrementaron el importe de la adquisición de suelo. Según adelantaba ayer el sindicato UGT, el 18 de febrero se realizó la propuesta de adjudicación a la empresa Construcciones Delfín Ferreiro Rodríguez, S. L. El plazo de ejecución son 4 meses y la fecha prevista de inicio es el 1 de marzo. Según el resumen del presupuesto, 195.281,75 euros corresponden a la partida para la instalación de iluminación. Es una actuación cofinanciada al 80% con fondos europeos Feder 2014-2020.

Una parte de la obra de eficiencia energética consiste en la apertura de 86 ventanas, 48 en despachos de secretarios y jueces, 30 en las oficinas judiciales -en la parte posterior, la que comunica con un patio de luces interior- y 8 en los despachos de fiscales. Además de proponer algunas modificaciones, UGT dice que "puesto que las obras se van realizar con los funcionarios en sus puestos de trabajo, se ha solicitado en base a la ley de prevención una reunión de coordinación con la empresa para garantizar la seguridad de los trabajadores".

En una visita en septiembre al juzgado, el conselleiro de Xustiza, Alfonso Rueda, alegó que esta nueva obra en un inmueble de 5 años obedece a que "as administración están para recoller as queixas dos usuarios. Queriamos que fora moderno e cómodo para os que acuden e traballan. Dixemos que unha vez posto en funcionamento, se era necesario e se podía mellorar a eficiencia o fariamos"