Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

"¿Y qué harán ahora con los 'vigilantes' de los bolardos?"

El primer día de supresión del acceso con pivotes al casco viejo el comercio ni se inmuta: "Esto sigue lleno de coches, como siempre"

Calle Santo Domingo, ayer, sin los bolardos. // Iñaki Osorio

Calle Santo Domingo, ayer, sin los bolardos. // Iñaki Osorio

Memes de bolardos que corren detrás de los viandantes, como en una réplica Walking dead; muchas bromas de cafetería y hasta algún montaje más elaborado, como el que ilustra esta información, con un Homer Simpson en el papel de exvigilantes del sistema de bolardos, uno de esos trabajadores que desde el interfono daban paso a los vehículos que no tenían tarjeta de acceso para entrar el casco histórico o problemas para que bajara el bolardo y que se quedan sin nada que hacer.

Ironías de internautas aparte, fuentes del Concello de Ourense afirman que esos "vigilantes" del sistema de bolardos son empleados de la firma Sice, la que se encarga desde 2004 del control del sistema de pivotes de control de acceso al casco viejo y que tendrán otras tareas dentro de la firma concesionaria, como la regulación de semáforos, hasta que se renueve una concesión que acumula muchos años ya caducada y en precario.

Hubo muy diferentes reacciones en la primera jornada de la supresión del sistema de control de tráfico al casco viejo con pivotes, que el propio alcalde, Gonzalo Pérez Jácome, capitaneó en una convocatoria mediatica, pero con reacción tibia de la asociación de vecinos de la zona histórica y de los propios comerciantes. "Todo depende de lo que hagan a partir de ahora si ponen policías vigilando; nosotros no tuvimos ningún cliente herido por los bolardos como dicen, pero siempre hubo, y ayer también, coches aparcados durante mucho tiempo en doble fila con los intermitentes o vehículos de reparto que colapsan la calle y la entrada a los establecimientos durante horas", explica Sandra Ferro, presidenta de Comercio Vivo, colectivo de comerciante de la zona histórica.

"Jácome miente otra vez"

Mientras muchos conductores seguían parando ayer de forma refleja al llegar al lugar donde un día antes había bolardos, a la espera de que se camuflara en el subsuelo, al desconocer que el sistema se había eliminado, desde la oposición abundó el excepticismo.

El portavoz municipal del PSOE, Rafa Villarino, señalaba que "todo fue una puesta en escena para ocultar una vez más que no hay gestión, pero el sistema de bolardos sigue instalado, no lo van a suprimir, y ayer aún quedaba alguno elevado y funcionando en determinados puntos".

Todo lo que hace el regidor "es pura puesta en escena, pues esa llamada por el inteforno buscando la foto no era necesaria. Había dado orden y firmado el decreto con antelación. Tanto que criticó los selfis del anterior alcalde y ahora es él quien está buscando siempre la foto", indica Villarino.

Para Sandra Ferro, "ya había puntos de entrada ilegal antes de desactivar los bolardos . Uno de los problemas que tendrán que organizar para que con bolardos o sin ellos el casco viejo siga siendo peatonal y no se colapse es controlar la carga y descarga, que tiene un horario muy amplio, pues empiezan ya a las 6 de la mañana".

Compartir el artículo

stats