PP y Democracia Ourensana aprobarán con su mayoría, en el pleno del 6 de marzo, una moción que insta al Gobierno a mantener la sala del 091 en la comisaría provincial, evitando centralizar el servicio en A Coruña y alejar, así, la coordinación de las llamadas de emergencia relativas a la ciudad. Además, el Ayuntamiento solicita más agentes y medios materiales para la Policía Nacional en la capital, que cuenta con un déficit de 49 agentes, el 20%, así como carencias en vehículos o chalecos. La última estadística de seguridad ciudadana del Ministerio del Interior registra un incremento de la criminalidad de un 9% en la capital. El Concello considera "necesario e urxente cubrir o total da plantilla".

Estas demandas, que el sindicato policial SUP ya había comunicado a la Subdelegación del Gobierno y al Consejo de la Policía, son canalizadas por PP y DO en un texto conjunto que firman los portavoces municipales de ambos grupos, Flora Moure y Miguel Caride.

El gobierno local explica que la sala del 091 permite atender a los más de 100.000 vecinos de la ciudad, los 365 días, las 24 horas. Es un servicio de proximidad a la ciudadanía, que recibe los avisos vecinales y distribuye los efectivos policiales, movilizando a los que se encuentran más cerca para reducir los tiempos de espera.

6 segundos de espera media

Esta sala cuenta con medios técnicos y equipos de comunicación para dar respuesta a las emergencias. El tiempo medio de espera de las personas que solicita auxilio a través del 091 es de 6 segundos. Este servicio también da respuesta a las consultas en las bases de datos que requieren los agentes de servicio, y transmite las instrucciones sobre el cumplimiento de las órdenes de alejamiento para proteger a víctimas de violencia machista. Además, actúa como centro de operaciones en caso de situaciones de riesgo inmediato, emergencias y dispositivos especiales.

El traslado a Coruña de las salas del 091 de Ourense y Lugo "mermaría de maneira importante o movemento e eficacia deste servizo perxudicando a seguridade da nosa cidade, debido á cercanía e ao coñecemento que deben ter os axentes da zona de influencia. Sendo este un servizo que require de proximidade para que o tempo de reacción sexa o máis rápido posible, cun coñecemento exacto de cada rincón de Ourense", defiende el gobierno municipal.