Suscríbete BLACK WEEK

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cuatro estudiantes del campus obtienen la llave para emprender en la Tecnópole

Los proyectos galardonados con el Premio-Incuvi de la UVigo abren líneas de negocio en apiturismo y nuevas tecnologías -Durante un año recibirán apoyo, formación y asesoría

Arriba, Ana García, tras recibir el galardón. A la derecha, Karen Daniela Lopera, Juan Ramón Caraballo y Beatriz Pardo, de Legalitec. // Duvi

Arriba, Ana García, tras recibir el galardón. A la derecha, Karen Daniela Lopera, Juan Ramón Caraballo y Beatriz Pardo, de Legalitec. // Duvi

Reinventar la apicultura apostando por la divulgación, un despacho jurídico especializado en derecho de las nuevas tecnologías, una sistema de contratos inteligentes y un servicio para externalizar los trabajos administrativos de las pequeñas empresas. Son las cuatro ideas de negocio planteadas por estudiantes y egresados universitarios del campus de Ourense que han logrado hacerse un hueco en los viveros que ofrece la Tecnópole para impulsar proyectos emprendedores.

Las cuatro iniciativas empresariales son propuestas galardonadas con los premios Incuvi-Emprende que convoca anualmente la Universidad de Vigo para los tres campus. Los premios se entregaron ayer en un acto celebrado en Vigo y presidido por el rector Manuel Reigosa. De los once premiados, cuatro son ourensanos, que ya disponen de la llave que les da acceso a un local en la Tecnópole para empezar a dar forma a su idea. A través de estos nidos empresariales, los emprendedores recibirán durante un período máximo de un año información, asesoría y apoyo en la elaboración del plan de empresa.

El proyecto mejor puntuado en Ourense, y el segundo entre los once seleccionados en el conjunto de la UVigo, es el de Ana García Vidal, A Raíña Lourada, que nace de la fusión entre una experiencia de tradición familiar apícola y el apiturismo. El proyecto de esta universitaria apuesta por el apiturismo combinando la extracción y venta de productos y servicios de las abejas con la oferta de una cultura vinculada a la apicultura.

Este proyecto fue el mejor valorado en viabilidad de la idea y sostenibilidad.

Daniel Álvarez García recibió el premio por VirTOU, un servicio especializado en técnicas de virtualización local que tiene como objetivo externalizar las funciones del departamento de administración de sistemas y redes informáticas de pequeñas y medianas empresas.

Asimismo, y bajo el nombre de Tax&Legal Chain, Luis Miguel Garnil Rielo propone poner a disposición de las empresas contratos inteligentes utilizando la tecnología de contabilidad distribuida aplicada al derecho público y privado.

También fue reconocida la iniciativa Legaletic, un proyecto de despacho jurídico especializado en responsabilidad penal y derecho de las nuevas tecnologías. Promovida por Beatriz Pardo Iglesias, Karen Daniela Lopera Vanegas y Juan Ramón Caraballo, pretende dar respuesta a las necesidades de entidades públicas y privadas a la hora de establecer protocolos y procedimientos adecuados para garantizar el cumplimiento de la normativa actual en el uso de las nuevas tecnologías.

La idea, indica Beatriz Pardo, "surgió hace dos años, cuando estudiamos Derecho y analizamos la importancia de los programas de cumplimiento normativo como causa de exención o atenuación de la responsabilidad penal de las personas jurídicas". Participar en esta convocatoria, dice, les dará "la oportunidad de dar a conocer nuestra iniciativa a las personas del mundo empresarial y las entidades públicas de Ourense". Además, añade, "la ubicación en los viveros de la Tecnópole supone una ventaja competitiva muy importante, con decenas de empresas multisectoriales a las que dirigirnos".

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats