Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Javier Castrillo: "No es cierto que tengamos que pedir consentimiento reforzado a las mujeres para parir en Verín"

Afirma que "el Sergas no dijo nada y quien lanzó el bulo solo daña al hospital y a su equipo"

Javier Castrillo, en un acto en el Hospital de Verín. // Brais Lorenzo

Javier Castrillo, en un acto en el Hospital de Verín. // Brais Lorenzo

"No sé con qué intención se habrá divulgado que, tras la reapertura ayer del paritorio, las mujeres que den a luz en el Hospital de Verín, tienen que pedir un consentimiento informado y reforzado, como si estar en nuestras manos como profesionales supusiese un riesgo añadido. Empezamos a trabajar hoy y es falso que el Sergas nos haya hecho esa petición oficial, que, por otro lado, no tiene sentido", explicaba ayer Javier Castrillo, jefe de Obstetricia y Ginecología del Hospital Comarcal de Verín.

A tenor del comunicado hecho ayer por el Consello Galego de Colegios Médicos en el que pedía explicaciones al Sergas por la supuesta solicitud obligada a las embarazadas, a pedir este consentimiento informado y reforzado, que dejaría entrever un potencial "riesgo" de dar a luz en el Hospital Comarcal Verín, J Javier Castrillo afirma "que el Sergas no nos ha comunicado nada y quien lo haya lanzado, seguro que lo que pretendía era dañar nuestra imagen".

Asegura que "existe la figura del consentimiento informado reforzado, que incluiría la aportación de fotocopia del DNI, pero tiene por objetivo comprobar que la paciente que va a dar a luz en ese caso es ella, y no una inmigrante ilegal, por ejemplo. Pero para el parto no es necesario ningún consentimiento, si una mujer está de parto tiene que parir, no hay otra salida".

No quiere juzgar "si esta noticia se divulgó con intención o por desconocimiento, pero no tiene ningún sentido ni razón de ser. En un hospital o se tienen los medios para dar una asistencia correcta acorde al nivel de ese hospital, o no se puede mantener abierto el servicio" aclaró mientras recalcó que en el de Verín considera que los hay.

No tenía conocimiento Javier Castrillo de ese comunicado lanzado justamente ayer, por el Consello Galego de Colegios de Médicos sembrando dudas "por tanto no puedo analizarlo para ver su intencionalidad".

Lo que lamenta "es que se está creando alarma y están poniendo en cuestión a los profesionales y al propio hospital, ese es el efecto final". Por eso advierte de que "si mañana yo, como puede ocurrir en cualquier otro hospital o a cualquier otro profesional, tengo un mal resultado la gente va a sembrar dudas sobre las capacidad del profesional o del hospital. Esto es muy grave. Por eso creo que deberían públicamente retractarse, y reconocer que lo que hicieron, fue un error"

Según Castrillo "en nuestra reunión con el conselleiro de Sanidad le dije lo que pienso, que parir en el Hospital de Verín es un lujo, lo que tienen que aclarar si ese lujo es sostenible para ellos. De hecho las pacientes saben la calidad asistencial y por eso quieren dar a luz aquí".

El motivo, entre otros "es que seguimos el embarazo del principio al final, atendemos el parto en la mayoría de los casos y el ratio de un paciente, una matrona es el mismo que recomienda la OMS".

Afirma que "alegaron que cerraban por falta de pericia profesional y no por ahorro; eso fue muy duro, y una ofensa profesional, sin ningún informe científico que lo avalase. La asistencia sanitaria tiene muchos matices, y a la experiencia del equipo, se suma en Verín el componente humano, y la tranquilidad del paciente al confiar en el profesional que la atiende desde el principio", afirma Castrillo.

Compartir el artículo

stats