Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El PP reclama a Fomento que "apriete el acelerador" para que el AVE llegue en 2021

- Marca como prioridad que pueda estar operativo para la celebración del Año Xacobeo -Confía en que en el primer semestre entre en funcionamiento el tramo hasta Pedralba

Un tren atraviesa la playa de vías de la estación de Ourense, en obras. // Carlos Peteiro

Un tren atraviesa la playa de vías de la estación de Ourense, en obras. // Carlos Peteiro

El diputado del PP por la provincia de Ourense y expresidente de la comisión de Fomento, Celso Delgado, pide a Adif que "acelere las obras del AVE, para que pueda estar operativo para el Xacobeo 2021", al no cumplirse el anuncio realizado en el Congreso por el ministro de Fomento, José Luis Ábalos, poco después de asumir el cargo. "Afirmó que mantenía el cronograma de su antecesor, el ministro Íñigo de la Serna", por lo que el tramo entre Zamora y Pedralba de la Pradería "tendría que entrar en servicio al final del año 2019, y las obras de la comunicación desde Pedralba hasta Ourense estarían finalizadas en diciembre del mismo año, para iniciar el período de pruebas", según recalca Celso Delgado, indicando que "ninguna de las dos cosas se ha cumplido".

El PP demanda que se realice cuanto antes una reunión entre los responsables de la Xunta y de Adif, "para que se clarifique la situación", teniendo en cuenta que el organismo estatal "no ha dado una fecha de finalización", al incumplirse la de diciembre de 2019. Delgado ha comprobado que "las obras avanzan, pero en los lugares que están las bases de montaje de las vías, todavía no están terminadas; le quedan muchos meses". Y recuerda que, al concluir las obras, "tendrán que venir las pruebas", de las que se ocupará la Agencia Estatal de Seguridad Ferroviaria, que "son extremadamente rigurosas".

Celso Delgado admite que "en algunos casos el tiempo es recuperable, pero en otros no lo es, al producirse retrasos encadenados, porque las cosas llevan su tiempo. Nosotros pedimos información y transparencia. No parece serio que el delegado del Gobierno en Galicia diga que todo va de maravilla y no hay retraso, aunque luego los hechos acrediten todo lo contrario". En vista de la situación, considera que "esa es una cuestión que deben explicar los técnicos".

Las pruebas que realizará la Agencia Estatal de Seguridad Ferroviaria "requieren de 9 a 12 meses, aproximadamente, incluso pueden necesitar más tiempo, pero eso no quiere decir que se puedan hacer en menos", admite Celso Delgado. En este tipo de actuaciones "se extrema el rigor, y tiene que ser así, porque los trenes circulan a unas velocidades increíbles, con cientos de personas dentro, por lo que no se puede asumir ningún riesgo. Hay que tenerlo todo amarrado, desde el punto de vista de la seguridad".

De todas formas, Celso Delgado confía en que, en el primer semestre de este año, como ha dicho Adif, entre en funcionamiento el tramo hasta Pedralba de la Pradería, lo que supondrá un ahorro de 55 minutos en el viaje desde cualquier ciudad de Galicia a Madrid. El viaje a la capital del Estado se reducirá de las 4 horas y 22 minutos actuales, a 3 horas y media. Y cuando entre en funcionamiento el tramo de Pedralba a Ourense, "el viaje a Madrid se quedará en dos horas y cuarto".

El plazo de Europa

Un informe de la Comisión Europea pone de manifiesto que Adif le ha participado que no estará operativa la conexión de Ave de Galicia con Madrid hasta el año 2022. "Eso viene a confirmar lo que lamentablemente nosotros veníamos adelantando", indica Delgado, que interpreta que "había un retraso más importante de lo que reconocía el Gobierno".

Pese a la "debilidad del Gobierno", que depende de numerosos grupos "muy reivindicativos", el expresidente de la comisión de Fomento considera que "la Alta Velocidad a Galicia es absolutamente imparable; es un tema que está muy maduro, y lo que hace falta es poner toda la carne en el asador para que eso sea una realidad".

El PP detecta a mayores lo que considera "un incumplimiento importante con Ourense". Recuerda que el AVE llegará a Ourense, "inicialmente, en los últimos kilómetros, desde Taboadela por la traza antigua, que ha sido mejorada y acondicionada. Pero hay un nuevo trazado, que está "pendiente de ejecutar", denominado la variante exterior ferroviaria, que va desde Taboadela por Seixalbo a Ourense, cruzando el río Miño, a la altura de la presa de Velle. Celso Delgado indica que este tramo "tendría que estar licitado en el mes de julio de 2019", tal como anunció en el pasado mes de marzo el Gobierno en el Diario Oficial de la Unión Europea.

Adif también se comprometió a licitar en el mes de julio de 2019 el vial que cruza de un lado a otro la estación ferroviaria de Ourense y las obras de cubrición de las vías, "cosa que no se hizo", por lo que el Ministerio y Adif "tienen incumplimientos importantes con nuestra ciudad". Celso Delgado destaca que la demora, en estas actuaciones, "ya sobrepasa los seis meses".

Compartir el artículo

stats