Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Diputación pide a la Xunta mantener y mejorar los servicios del Hospital de Verín

Unanimidad en la reclamación sanitaria -PP, DO y Ciudadanos reprobaron a Rafael Villarino -El grupo de gobierno rehusó desautorizar a Núñez Feijóo y Vázquez Almuiña

La protesta llegó a las puertas de la Diputación de Ourense. // Brais Lorenzo

La protesta llegó a las puertas de la Diputación de Ourense. // Brais Lorenzo

La Diputación de Ourense aprobó por unanimidad registrar un apoyo institucional a los profesionales y a la comunidad del mundo rural, en concreto, a la verinense, tras la decisión del Gobierno autonómico de cerrar el paritorio del hospital de Verín, en la última sesión plenaria de ayer celebrada en el ente provincial.

Todos los grupos políticos apoyaron una situación que lleva más de quince días de actualidad informativa por suprimir un servicio sanitario para las diferentes localidades de la comarca de Monterrei y alrededores. Precisamente, la decisión de trabajadores de encerrarse en el paritorio llevo al Parlamento autonómico el debate sobre el estado de la sanidad en Galicia y, en concreto de Verín.

La moción presentada por PP, DO y Ciudadanos estaba vertebrada por dos puntos. El primero de ellos mostrar el apoyo institucional e instar a la Xunta de Galicia a la reapertura de un "servicio de proximidad y fundamental".

En el segundo punto de la moción, los tres partidos establecían la reprobación de Rafael Villarino, portavoz socialista, por mentiras, falsedades, manipulaciones y considerar "que usted quiere hacer bandera de este problema, quiere sacar un rédito político de esto y además es usted un mentiroso", como defendió el vicepresidente primero, Rosendo Fernández.

La diputada provincial de Ciudadanos, Montse Lama, describió "la verdad, punto por punto y tal y como fue", refiriéndose al público asistente diciéndoles que "yo cuento la verdad y después ustedes opinen lo que crean conveniente". Relató los hechos que llevaron hasta el punto de crispación con el portavoz socialista. Del fondo del asunto, breves palabras. Hasta el turno de palabra del nacionalista Bernardo Varela. Dejó de lado la cuestión "política" para establecer los principios que llevaron a esa decisión: "Lo importante es la sanidad pública, es dar unos servicios dignos, suprimir el paritorio de Verín es una maniobra política por parte del gobierno gallego, del PP, por cierto. Es indecente cómo se gestó la decisión del cierre del paritorio de Verín. No fue una decisión técnica, fue una decisión política, una decisión del PP y le vieron los dientes al lobo con 20.000 personas saliendo a la calle para dejar de tener miedo. Es una vergüenza esta decisión".

El portavoz de Democracia Ourensana, Miguel Caride, alegó que lo importante del asunto era "la reapertura del paritorio de Verín" y desde la institución provincial "instar a que devuelvan el servicio sanitario al mundo rural y a toda la provincia de Ourense, eso es fundamental para toda la ciudadanía".

Grieta en el PP de Galicia

El paritorio de Verín abre una grieta "política" entre los ourensanos del PP de la provincia y del PP de Galicia. Los primeros votaron a favor de la reapertura del paritorio de Verín, mientras que los segundos rechazaron una moción en el Parlamento de Galicia para devolver el servicio público a las manos de los profesionales sanitarios. Una votación, la autonómica, que fue reprochada por el público en varias ocasiones. Precisamente, ese mismo público intentó desmentir a gritos a Rosendo Fernández, sobre la situación del servicio de Pediatría de Verín en una de sus intervenciones. La moción, con dos puntos, llevó a la unanimidad máxima por parte de los grupos. PP y DO votaron en contra de una enmienda añadida del PSOE para reprobar al presidente Núñez Feijóo y al conselleiro de Sanidad Vázquez Almuiña.

Compartir el artículo

stats