Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El belén de Bispo Cesáreo fue reparado tras las críticas por su aspecto, pero anoche ya no estaba el niño Jesús

Un operario repara los daños del belén. Aún había Niño Jesús en el pesebre. // Brais Lorenzo

Un operario repara los daños del belén. Aún había Niño Jesús en el pesebre. // Brais Lorenzo

El belén a tamaño natural instalado en la Plaza de Bispo Cesáreo de Ourense dentro del atrezzo y programa navideño, del Concello de Ourense y que se hizo viral a causa de su extraña escenografía y sus personajes fue sometido ayer a reparación tras las críticas que lo convirtieron en uno de los centros de visita de la jornada, por la repercusión en redes.

Operarios de la firma concesionaria de este belén que costó al Concello de Ourense más de 18.000 euros por adjudicación directa pero que se ha viralizado como el "belén low cost", repararon algunos desperfectos, fruto según fuentes del Concello por los efectos del temporal.

Según las mismas fuentes el mal estado que presentaban figuras como la del rey Baltasar uno de los que provocó hilaridad en las redes pues le faltaba parte del rostro, se debía a los daños al ser arrastrada la figura por el viento. Ayer Baltasar y sus compañeros Gaspar, vestido con un llamativo vestido rosa y Melchor habían sido reparados.

Pero nuevamente las redes daban cuenta también de una extraña desaparición y circularon fotografías en las que no aparecía la figura del niño Jesús, por lo que se preguntaban si era ya la primera pieza "robada" del curioso belén, cuyas fieguras no ancladas al suelo amenazan con no completar el calendario navideño.

Compartir el artículo

stats