La genial bailarina y coreógrafa Sara Baras presentó ayer con éxito en el Auditorio de Ourense "Sombras", un espectáculo con el que ya había triunfado en ciudades como Nueva York, Londres, París y Barcelona.

La artista gaditana ha tomado de nuevo el cielo por asalto, apoyándose en su baile, desde el hechizo inconfundible de unos pies únicos, con el peso y la confianza de haber descubierto que no hay metas imposibles cuando se avanza por caminos de evolución constante. Con una nueva coreografía y una puesta en escena mágica, consiguió poner los sentimientos de los espectadores a flor de piel.

Sara Baras propone en su espectáculo un viaje a través del tiempo, de los colores, del silencio y del bullicio, de la multitud y de la soledad, de la luz y de las sombras. Esas sombras que nos persiguen o nos acompañan, no dejan de asombrarnos, de sorprendernos. La artista lleva más de 30 años recorriendo los escenarios de todo el mundo.