Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

"Sin equipos especializados, un fallo en el parto puede dejar en el niño secuelas de por vida"

El Jefe del Servicio de Obstetricia y Ginecología del CHUO afirma que la decisión de cerrar paritorios en el Hospital de Verín "es técnica, no política"

José Luis Doval. // I. Osorio

José Luis Doval. // I. Osorio

Los especialistas del Complejo Hospitalario de Ourense, entre ellos el Jefe del Servicio de Obstetricia y Ginecología del CHUO, José Luis Doval, fueron los autores del informe técnico que recomienda suprimir los paritorios del Hospital Verín y que las gestantes de la comarca, vengan a dar a luz a Ourense a partir del 1 de diciembre. La decisión, que el Sergas justifica en razones de "eficiencia y seguridad" para las gestantes y sus hijos, ha puesto en pie de guerra a toda la comarca. José Luis Doval insiste en que fue una decisión técnica y no política. "En Verín había una anomalía y nadie quería ese peso sobre su conciencia".

-Nadie entiende que se supriman las salas de paritorios en el Hospital Verín porque hay un parto a la semana. ¿Eso no garantiza una mejor atención a la madre y a su hijo?

-Todo lo contrario. Nos basamos en informes científicos según los cuales cuanto menos se practica un procedimientos más fallos se producen. Los estándares dicen que con menos de 650 partos al año, un equipo no está experimentado, y el parto es crucial, cualquier fallo si no hay un pediatra especialista en Neonatología al lado que detecte cualquier problema de inmediato, puede dejar secuelas de por vida, o una minusvalía por falta de oxígeno por ejemplo.

-¿Quiere decir que suprimen paritorios en Hospital Verín por un problema de falta de partos y no por un simple recorte sanitario?

-No es un problema económico. Hace cinco años que intentamos ya concienciar de que no se podía seguir en esa situación con un pediatra que se desplazaba al hospital desde el centro de salud de Verín. Los propios pediatras que cubren ahora una baja o los anestesistas hace tiempo que nos venían denunciando estas anomalías. En el siglo XXI la medicina no es solo una bata blanca, ese médico debe ser especialista en lo suyo. No cualquier enfermera o pediatra saben detectar un problema si se trata de un neonato, o poner una vía a un bebé de 2,5 kilos, si no son realmente expertos en esto. Además, la edad de la mujer gestante aumentó a los 34 o 35 años, también en los pueblos se repiten esos cánones, y hay complicaciones que ya en muchos casos les estaban obligando a tener su hijo en Ourense.

-¿Cuál es el perfil y problemática que creen que no hace aconsejable que una mujer dé a luz en un hospital comarcal?

-Esa avanzada edad del 10 por ciento de las gestantes trae más partos prematuros, diabetes gestacionales, hipertensión y los embarazos con técnicas de reproducción, tienen más riesgo. Eso aumenta el riesgo del neonato y de su madre.

-Insisten en que contratando un buen equipo esas mujeres podrían dar a luz en su propio hospital y al lado de su familia.

-A parte del tema de la pericia y la práctica, de hecho en Chaves cerraron su sala de partos hace años y tenían 450 partos anuales. No se puede tener un pediatra sentado en un hospital esperando a que nazca un niño cada cinco días esperando a que haya un parto para poder actuar. Y además no hay oferta de pediatras en todo el Estado.

-En la protesta de las madres ante el gerente se denunció que el Sergas quiere desmantelar comarcas para potenciar el CHUO.

-No es ese el problema. En Ourense hay un protocolo. El pediatra neonatólogo está ya en parto en los casos de riesgo, y si no viene andando en dos minutos. Es una decisión de calidad sanitaria.

Compartir el artículo

stats