Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Osmo y Penedo, dos "aldeas modelo"

La Xunta presenta la iniciativa a los vecinos de Osmo. // FdV

Dos de los principales problemas son el abandono de fincas y la improductividad de un mundo rural. Para ello la Xunta de Galicia generó una iniciativa para crear "aldeas modelos" con el fin de recuperar el valor añadido del campo gallego y prevenir los incendios de forma segura, dejando una franja de seguridad con las casas de 50 metros.

Osmo, en el concello de Cenlle, fue el primer pueblo de Galicia, y por consiguiente de Ourense, que se adhirió a ese programa para recuperar el rural ourensano con la ordenación del uso del territorio. La última fue Penedo, en el concello de Boborás, que tiene por objetivo recuperar las tierras abandonadas para contribuir en su puesta en valor, para mejorar la calidad de vida de su población y reforzar la prevención de los incendios.

Para ello, se recuperarán alrededor de 23 hectáreas donde se actuará en un total de 635 parcelas de 132 propietarios. Una reorganización parcelaria que servirá para dar productividad al mundo rural con producción de cereales, frutales, castaños, olivares y pastos.

Además de servir como actividad generadora de producción y potencial económico también servirá de 'paraincendios' natural, ya que los cultivos actuarán como muro de protección, sin necesidad de rozar, limpiar de forma periódica ni contratar los servicios de empresas privadas. El gobierno autonómico pone en marcha esta iniciativa con la intención de reactivar el sector primario. Sus índices aseveran que necesitan impulso.

Compartir el artículo

stats