Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La jueza que investiga la muerte de un policía pide llevar también el robo de armas al ver conexión

La magistrada de Instrucción 3, que sospecha de los gemelos, requiere a Instrucción 1 que se inhiba

Comisaría de Policía Nacional de Ourense. // Iñaki Osorio

Comisaría de Policía Nacional de Ourense. // Iñaki Osorio

La UDEV de comisaría de Ourense sostiene en sus recientes informes sobre la trama de la Policía que el robo de 6 armas del búnker, el envío de los anónimos a Asuntos Internos y la prensa así como los accesos a bases de datos de otros agentes con supuesta apropiación de claves "fueron cometidos" por los gemelos Roy y Bernardo D. L., "principalmente", aunque con la "ayuda" del agente fallecido Celso B. A. Mientras que Asuntos Internos descarta "un solo rastro" de un crimen y concluye que el policía se suicidó de un disparo, la UDEV afirma que "la muerte de Celso pudo ser el resultado de una acción planificada por Bernardo y Roy, con la finalidad de intentar que su participación en los delitos citados fuera descubierta por manifestaciones de Celso, una vez detenido o si este se entregaba asumiendo el robo por presiones de los hermanos".

Así se expresa la UDEV en uno de sus últimos informes de investigación, que la defensa considera parciales y llenos de "omisiones, conjeturas e incorrecciones", por lo que ha pedido que sean apartados de las causas al ser agentes que investigan a compañeros. La tesis de la Policía Judicial de Ourense es la que comparte, hasta el momento, la magistrada de Instrucción 3, Eva Armesto. La jueza que investiga como un crimen el fallecimiento de Celso B. A. el 9 de abril de 2016 -en el despacho donde apareció muerto había 3 de las 6 armas robadas- solicita otra vez la acumulación en estas diligencias, las 797/2016, las relativas al robo de armas que lleva el juez Leonardo Álvarez en Instrucción 1 (las 3470/2014).

Desde que empezó a investigar la muerte de Celso B. A., con 21 meses de secreto de sumario hasta que ordenó la detención de los gemelos en enero de 2018, la magistrada siempre ha sostenido que fue un asesinato cometido presuntamente por los hermanos -que ellos niegan con rotundidad- para encubrir el robo de armas y anónimos, en el que según la UDEV participaron los tres, aunque Roy y Bernardo en mayor medida. Muy al contrario, en la línea de posturas distantes y enfrentadas, Asuntos Internos sostiene que Celso fue el responsable de todo y se suicidio.

En los últimos informes dirigidos tanto a Instrucción 3 como a Instrucción 1 -un dictamen de 14 de octubre en este último movió la declaración en calidad de investigados de los gemelos, este lunes-, la UDEV de Ourense refleja que, dado la geolocalización del móvil de Celso durante las fechas clave de elaboración del anónimo de 2014 ligado al robo de las armas, él no pudo ser el único implicado. Los hermanos acceden a que se revisen sus móviles para cotejar su ubicación en esas jornadas, algunas de las cuales estaban de vacaciones.

El trámite de esta petición

La jueza Armesto hila los indicios de UDEV y sus propias consideraciones para solicitar al juez Álvarez, en un auto de medio centenar de folios, que se inhiba a su favor, con el fin de conectar ambas causas y tener una visión de conjunto. Hasta la fecha, la Fiscalía siempre ha estado en contra de unificar las distintas diligencias. La Audiencia Provincial no ha visto conexidad por ahora y descartó una primera petición de la jueza, que ahora repite citando los nuevos indicios recopilados por la comisaría. El magistrado Álvarez estudiará la solicitud y resolverá. Si accede, Fiscalía y defensa pueden recurrir. Si no, la magistrada puede plantear una cuestión de competencia ante la Audiencia.

Compartir el artículo

stats