Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El despertar del sabor termal

La segunda jornada de la feria Termatalia tuvo en la gastronomía la mejor promoción

5

Las termas al servicio de la gastronomía

Apagada la inauguración política y la presentación de las novedades, se abrió la segunda y última jornada del 19º Salón Termatalia en Expourense con la gastronomía como factor promocional, ante una sesión de clausura que fijó la sede del próximo Termatalia en Argentina.

La lentitud del paso permite detenerse en más detalles que los grandes expositores que conforman los pasillos de la feria. Empieza a oler a pulpo. "Vamos, vamos que están haciendo una tapa", dice una joven con la llamada del hambre. Miguel González, presidente de Cociña Ourense, prepara una exhibición gastronómica con pulpo, queso San Simón, un alga y pimentón. La tradición no se pierde en la alta cocina.

Los jueces improvisados callan ante el buen gusto. Las señas de victoria se alzan como en los circos romanos. Y al final, aplauso, para el chef y sus ayudantes.

Los sumilleres del agua

El profesor de ciencias naturales siempre decía que el agua era incolora, inodora e insípida. Un mantra educativo que desapareció ayer cuando seis sumilleres del agua se dispusieron a catar diferentes tipos. Otra lección: el agua no se escupe como el vino, se traga.

En las catas de agua hay tres fases. La visual, para ver la transparencia del agua; la olfativa, para sentir la mineralización; y la gustativa, para conocer sus detalles. Al terminar la primera prueba, la organizadora aconsejó: "Para los fumadores, no fumen por favor, se lo recuerdo". Diez minutos después del aviso, turno para el agua con gas. Mismo ritual.

La Pantera Negra

La botella de 14.000 euros era la buscada. Un recipiente con miles de cristales de Swarovski llegado de Tennessee. "Es nuestra joya de la corona", dijo una integrante de O lar do Leitón, sobre "la botella de los 10.000 cristales".

Debajo suya aparecía otra recién salida de la última temporada de Juego de Tronos, "La Pantera Negra". El recipiente lucía una corona como corcho y se recostaba sobre una mano negra, que cuesta 3.200 euros. Un touroperador mexicano, afincado en Madrid, bromeó: "Esa para Pilar Rubio que puede y le gustan esas cosas". Al parecer, la noche anterior había visto el último documental de Sergio Ramos.

De As Burgas, al paladar

El termalismo no solo atrae por el físico, también por su interior. Así lo certificó el chef Miguel González, de Cociña Ourense, y María Caldelas, copropietaria de La Central Heladera, que explicaron cómo se elabora un helado termal, con el 65% del producto siendo agua del manantial de As Burgas.

El chef ourensano explicó la elaboración del postre (tras la tapa de pulpo) y animó a su degustación al jurado popular.

Con un brioche de base, una frambuesa y el helado de La Central Heladera, creó un dulce pareado: "Si quieres un helado termal, vete a La Central".

La gastronomía y la degustación fueron los puntos fuertes de la segunda jornada de Termatalia, pero durante el día de ayer se presentó el Enbhiga a la prensa internacional, se nombró a Entre Ríos (Argentina) la sede de Termatalia 2020 y la visita institucional del conselleiro de Cultura de la Xunta, Román Rodríguez, entre otros actos. Termatalia se clausuró con 6.000 visitantes procedentes de 34 países.

Ourense dejó buen sabor de boca. Tradición e innovación termal para promocionar una marca y una identidad propia.

Compartir el artículo

stats