El vaso cilíndrico que presenta el Museo Arqueológico como "Peza do mes", que estudia Alba Antía Rodríguez, fue recuperado en el yacimiento de San Cibrao de Las, en la campaña de excavación de 1982 dirigida por Bieito Pérez Outeiriño. Este yacimiento constituye un punto de referencia para el estudio del cambio de Era en Galicia, desde que se iniciaron sus excavaciones a principios del siglo XX de la mano de Florentino López Cuevillas.

El vaso cilíndrico tiene un tamaño medio, de forma ligeramente troncocónica y cóncava. Esto se debe a que el diámetro del borde (20 cm aproximadamente) es algo mayor que el de la base (17 cm). El labio es exvasado, facetado hacia el interior, y no se diferencia de la panza por el exterior. Conserva un asa de sección cilíndrica colocada a media altura, pero es probable que tuviese una segunda en el lado opuesto. El fondo, como es habitual en este tipo, es plano. El acabado exterior es un alisado suave, especialmente en la parte inferior, donde se aprecian las huellas de los rollos de arcilla que constituyen el vaso. El esquema decorativo es el habitual de los vasos cilíndricos, con 3 grupos de bandas horizontales incisas que se disponen en grupos de 3, un último grupo de 2 en la parte inferior.