Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

"Sin comercio local no hay vida"

Los altos impuestos, la falta de relevo generacional, el alquiler de bajos y la competencia ilegal del top manta, algunas de las causas de la crisis del sector en Ourense

Un comercio de la ciudad de Ourense con carteles en un escaparate cerrado. // Iñaki Osorio

Un comercio de la ciudad de Ourense con carteles en un escaparate cerrado. // Iñaki Osorio

El comercio local envía un SOS para salvar su dramática situación. Los diferentes colectivos del sector exponen los principales problemas con los que se encuentran y emplazan, principalmente, a la administraciones locales, autonómicas y nacionales a tomar cartas en el asunto.

| Tributación. El colectivo defiende que tienen que hacer un gasto "excesivo y costo" en referencia a los diferentes impuestos que están obligados a pagar. La factura empieza a engordar antes de abrir la persiana.

| Relevo generacional. La edad media de los empresarios de Ourense ronda entre los 42, en el sector comercio, y los 55, en librerías y papelerías. Precisamente, este grupo de edad analiza que el sector no se muestra atractivo para captar a potenciales emprendedores que quieran coger las riendas del comercio local. El relevo generacional en cualquier tipo de actividad comercial está ausente y no se espera que llegue. La falta de motivación y la intensidad del día a día restan interés.

| Alquiler. Cualquier persona que tenga ambición en abrir un negocio, tiene que buscar una ubicación. Si el emprendedor tiene alguna propiedad donde situar su actividad comercial, los gastos se reducen, pero si por el contrario tiene que arrendar un local, el precio se dispara. En palabras de un representante del sector, "es carísimo". En calles del centro de la ciudad, se puede ver como algunos contienen hasta cuatro carteles diferentes de inmobiliarias con el fin de buscar un arrendatario. Ni así.

| Descuentos y rebajas. Los emprendedores locales se quejan del ahogamiento de las campañas de descuentos y rebajas de las grandes compañías. Explican que no pueden competir en la reducción del coste del producto, pero tampoco durante el tiempo que dura esa rebaja, "es inasumible".

| Top manta. Uno de los problemas que aparece en la situación del comercio local es la competencia ilegal que tienen que padecer por la actividad del top manta. La venta durante todo el día en la calle Paseo provoca quejas y denuncias por parte de un sector que ve como pierden poder comercial. Las quejas a la administración local han sido sustanciales, pero la realidad es que esa actividad es diaria.

| Clientes y demografía. Son dos conceptos que están relacionados. La edad media de los clientes superan los 40 años en todos los sectores siendo el de la alimentación y el comercio el promedio más bajo (41 años) y el de las floristerías el más alto (49). El éxodo juvenil, así como la aparición de nuevas plataformas comerciales online han hecho que la edad de los clientes sea relativamente alta y el comercio local pierda atractivo para los jóvenes de hoy en día. Los dispositivos y la facilidad de pago y entrega repercuten negativamente.

Compartir el artículo

stats