Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los vecinos de Rabo de Galo denuncian la "falta de atención" por parte de la Xunta ante la velutina

Un nido de avispa asiática lleva en el Parque da Fonte más de quince días sin ser retirado

El nido de velutina entre las ramas de un árbol del Parque da Fonte de Rabo de Galo. // FdV

El nido de velutina entre las ramas de un árbol del Parque da Fonte de Rabo de Galo. // FdV

La Asociación de Vecinos de Rabo de Galo, integrada en la Agrupación Miño, denuncian la falta de atención por parte de la Consellería do Medio Rural ante la demora en la retirada de un nido de velutina ubicado en el Parque da Fonte de Rabo de Galo, uno de los lugares más transitados de la zona. El enjambre de avispas asiáticas lleva quince días en el núcleo ourensano esperando su retirada. "Desde la administración nos dicen que "está en proceso", pero no sé qué prioridades tienen porque que esté en un parque al lado de una fuente, a la que suele acudir gente, es peligroso", comenta la representante de la Asociación, Lorinda Fernández.

Los vecinos de Rabo de Galo destacan la responsabilidad de la Xunta ante el problema que están padeciendo. "Ya hemos avisado a los bomberos más de una vez y nos dicen que solo pueden actuar si el nido se encuentra a menos de cinco metros de una vivienda", asegura la representante vecinal.

Desde la Asociación se encargan de trasladar las quejas vecinales y los avisos a la Xunta de Galicia.

"Llamamos al 012 y a veces pasan unos 15 minutos hasta que te atienden", apunta Lorinda. "Algunos particulares también hacen sus quejas personalmente pero si llamas como asociación te hacen más caso", aclara.

En lo que va de año, en Rabo de Galo ya se realizaron media docena de avisos en lo que va de año. "Este es el primer año en el que hay esta marabunda de nidos",asegura Lorinda. "Desde los bomberos ya nos advirtieron que están proliferando y que las velutinas vienen para quedarse", comenta la representante de la Asociación.

A pesar de la proliferación de velutinas en el entorno, ningún vecino ha sufrido picaduras, pero reconocen tener miedo. "Rabo da Galo tiene una zona rural, pero las casas están muy cerca y pueden meterse dentro de los hogares", advierte la representante.Asimismo, hay ciudadanos que tienen colmenas y corren el riesgo de que las velutinas les maten a sus abejas."Algunos vecinos trata en de tomar todas las medidas necesarias", asegura. "Hacen unos agujeros muy grandes, son gruesas y duras, difíciles de matar", apunta Lorinda Fernández.

Compartir el artículo

stats