Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El comercio local de Ourense propone medidas urgentes para salvar la crisis

Diferentes colectivos del sector se reunieron alrededor de una mesa de análisis en el Liceo para exponer su estado "dramático"

Momento de la reunión en el Liceo de Ourense de los sectores del comercio local. // Iñaki Osorio

Momento de la reunión en el Liceo de Ourense de los sectores del comercio local. // Iñaki Osorio

La situación del comercio local navega en un aguas pantanosas y solo hay que acercarse por las principales calles de la ciudad donde los carteles de "liquidación", "cierre", "se alquila" o "se vende" empapelan las paredes, las verjas metálicas o las puertas cerradas del sueño de muchos emprendedores.

El BNG convocó a todos los agentes del sector del comercio local de Ourense en el Liceo, ayer a las 21,00 horas, para conocer de primera mano la sensación y los testimonios de aquellos que cada día levantan la persiana de su local o personas que representan a quienes lo hacen.

Medidas urgentes

El centro cultural sirvió de foro improvisado para escuchar propuesta e iniciativas que hagan que el sector se mantenga. La Federación de Comercio de Ourense fue uno de los representantes que estuvo en dicha convocatoria. Su presidenta, Beatriz Gómez explica que "tenemos que optar por medidas urgentes de carácter municipal que acaben con el comercio ilegal que está presente en nuestras calles. Además debemos potenciar el turismo comercial, que no está nada explotado. La gente viene pernocta y se marcha".

Medidas transversales

Luis Rivera, presidente del Centro Comercial Aberto Ourense Centro, fue otro de los participantes en la sesión y reclama "medidas transversales por parte de todas las administraciones. Aunque si que es cierto que pedimos una rebaja fiscal para hacer frente a los gastos que cada mes, y cada día, tenemos. Nuestra propuesta fundamental es la bajada del IVA en un porcentaje considerable. No es justo que plataformas online estén subiendo y no se les apliquen estos impuestos". Añade que "el plan urbanístico y la rehabilitación de los edificios del centro de Ourense es una prioridad. No puede ser que estén como estén, así no ayudamos a fijar población en el centro, si no que son personas que vienen y se marchan. Necesitamos un plan de ciudad a 25 años".

Justo Antonio "Tito" Taín, presidente del Centro Comercial Aberto Couto Centro, es claro: "La factura de un empresario es desmesurada. Hay gastos que son inasumibles para empezar y algunos sobreviven, pues no sé muy bien como, porque la factura al final tiene un coste tremendo. Solicitamos una rebaja fiscal para hacer frente a esta situación. Una de nuestras propuestas es que un establecimiento pequeño no puede pagar el mismo impuesto en basura que un gran establecimiento y esa situación se está produciendo".

El comercio local elabora medidas para hacer frente a una crisis palpable y que los agentes políticos califican de "dramática".

Compartir el artículo

stats