Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los apicultores confían en que la cosecha de agosto salve la situación

El colectivo ourensano, el más profesional, registra unos años muy malos -La producción de miel de eucalipto en primavera fue buena

Colmenas de abejas en la provincia. // I. Osorio

Colmenas de abejas en la provincia. // I. Osorio

En los últimos 20 años la producción de miel se ha reducido poco más de la mitad y eso afecta a la economía de los apicultores. En la provincia de Ourense la producción de eucalipto esta primavera fue muy buena, pero "se puso muy mal la cosa", apunta Suso Asorey, miembro de la asociación Galega de Apicultura, AGA, que confía en que el mes de agosto "salve la situación".

La cosecha de miel de eucalipto fue muy buena pero la situación ahora no es buena, aunque indica se nota más por zonas, y en el caso de la provincia de Ourense que es donde están los viticultores más profesionales "la cosa se puso mal", y ahora espera el mes de agosto en el que la miel proveniente del "carballo rebolo" o Quercus pyrenaica "podría salvar la situación, sino, salvo el eucalipto, va a ser mala la producción".Y un poco también proviene del "brezo" en las altas montañas.

Explica que el problema en la provincia ourensana es que se arrastra sequía de dos o tres años y las colmenas así no producen, por lo que los años anteriores fueron muy malos y este año se espera que mejore pero "está por verse".

Destaca que hay una tesis doctoral del año 1999 que decía que en Galicia se producían entonces 22 kilos por colmena al año, pero ahora el Consello Regulador de la Miel valoró 2018 en 10 kilos por colmena, "un poco menos de la mitad de lo que se producía antes", lamenta.

Apunta que ello se debe a tres factores, como son la alta mortalidad de abejas por el uso de pesticidas en la agricultura, el cambio climático, y a las especies exóticas invasoras que llegaron de China, en 1984 la Varroa, y 2012 la Velutina.

Ello afecta económicamente a los apicultores que señala hacen lo mismo que los ganaderos cuando baja la producción o el precio de la leche, ponen más vacas, y los apicultores ponen mas colmenas pero "económicamente el balance no es positivo" porque dice tienen más trabajo, más almacén, más gastos, y menos rentabilidad.

Compartir el artículo

stats