Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El PSOE denuncia que el grupo de gobierno basa su trabajo en la procrastinación

Villarino explica que ha bloqueado al regidor en su WhatsApp "por faltas a la educación y en el buen trato a todas las personas que formamos parte de esta corporación"

Rafael Rodríguez Villarino, Natalia González y Juana Ageitos. // Iñaki Osorio

Rafael Rodríguez Villarino, Natalia González y Juana Ageitos. // Iñaki Osorio

El portavoz del grupo socialista, Rafael Rodríguez Villarino, denuncia la "falta de formalidad" existente en el nuevo grupo de gobierno local DO-PP. Un equipo de gobierno que "basa su trabajo en la procrastinación manifestada por su líder, Gonzalo Pérez Jácome, quien parece estar llevando esta práctica a la gestión municipal". Los socialistas lamentan que, transcurrido más de un mes desde la organización de la corporación municipal, "aún no se conoce la fecha de la celebración del primer pleno municipal ni tampoco de la comisión de juntas de área", las cuales se formaron la semana pasada.

Rodríguez Villarino advierte de que el desconocimiento de la fecha de celebración del pleno a día de hoy "implica que se lleve su celebración al mes de agosto", con lo que "el grupo de gobierno faltaría una vez más al acuerdo adoptado en la junta de portavoces de que se celebrase el día 29", pero al parecer tendrá que quedar para el día 5 de agosto. Villarino también denuncia la "falta de educación y oficialismos del alcalde y de su equipo hacia el resto de integrantes de la corporación", quienes faltan al "buen trato" y a los "buenos modales". Y explica que este es el motivo por el que mantiene bloqueado al regidor en su WhatsApp, "por faltas a la educación y en el buen trato a todas las personas que formamos parte de esta corporación".

El portavoz socialista indica que, dada la situación de parálisis del Concello, "por primera vez en la historia, los grupos de la oposición tienen que salir en defensa de los vecinos y de los trabajadores de la administración local", mediante la presentación de tres mociones para su debate en el próximo pleno, en las que exigen un plan de choque para mejorar la limpieza y el estado de la ciudad "después de los últimos cuatro años de parálisis" y el rescate de actuaciones.

Rafael Rodríguez Villarino sostiene que las calles "están igual o peor", califica de "tremenda" la situación de los desbroces, lamenta que las piscinas termales permanezcan cerradas y que no dejen entrar a los integrantes sindicales que no cuentan con representación en el Concello.

Por su parte, la concejal Juana Ageitos anuncia que preguntarán al bipartito si va a trabajar para que la plaza de Abastos "siga con esa rehabilitación tan importante, porque es un edificio BIC. Si no logramos la ayuda de Fomento con ese 65% de la inversión, se puede celebrar un pleno para incorporar ese dinero de las arcas municipales".

Compartir el artículo

stats