Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Descubren el asentamiento de un posible lagar en el castro de Armea

Más de 20 personas trabajan en el mes de julio en la 'cibdá' romana -Hay previsto un proyecto para adecuarlo como museo

Intervención arqueológica en la zona oeste. // FdV

Intervención arqueológica en la zona oeste. // FdV

El Grupo de Estudos de Arqueoloxía, Antigüidade e Territorio (Geaat) del campus de Ourense lleva a cabo la intervención arqueológica del castro de Armea, ubicado en Santa Mariña de Augas Santas (Allariz). Desde el 1 de julio y hasta final de mes, el equipo de más de veinte personas, entre los que se encuentran alumnos en prácticas llegados de universidades de España y Portugal, realiza trabajos de excavación en la 'cibdá' romana para ahondar en el conocimiento de este enclave. El proyecto está dirigido por Adolfo Fernández y en él participan otros dos profesores de la Facultade de Historia del campus de Ourense, como son Fermín Pérez y Susana Reboreda. La intervención de campo está dirigida por la investigadora del Geaat, Patricia Valle, con el apoyo de la técnica, Alba Rodríguez.

Este castro es un yacimiento único de origen romano, ocupado alrededor del siglo I después de Cristo y abandonado en el siglo III. En los trabajos de la campaña de este año 2019 salió a la luz una posible zona productiva relacionada con la producción del vino. "Encontramos en la roca unas marcas circulares y que posiblemente sean el asentamiento de un lagar, el lugar donde se pisaba el vino, porque hay muchos depósitos con muchos canales", comentó la técnica del proyecto, Alba Rodríguez. Este descubrimiento sería muy importante porque no se conocen ejemplos similares de lagares en Galicia. "Cremos que o lagar situaríase nos bolos graníticos desa zona elevada e que logo habería unha superficie lisa onde levarían a cabo tarefas relacionadas co viño", destacó la técnica. Asimismo, en la calle principal de la 'cibdá', donde el año pasado se encontró el tesoro pétreo de Balvís, se realizan excavaciones en las que se han encontrado losas. "As lousas foron espoliadas, aínda que atopamos os recheos e capas de xabre que se poñían para nivelar a asentar as lousas. Tamén apareceron canles que desaugarían as augas das domus así como máis estruturas murais, que poderían indicar a presenza de novas domus", apuntó Alba Rodríguez. En las intervenciones también se encontraron cerámicas, metales y una moneda de bronce, aunque por las condiciones de conservación no se conoce aún su tipología.

Este yacimiento fue excavado por primera vez en 1950 por Francisco Conde-Valvís, arqueólogo e historiador natural de Allariz. El equipo que estudia el enclave actualmente ha renovado recientemente su colaboración por cuatro años más al amparo del convenio de colaboración entre la Universidade de Vigo y el Concello de Allariz. "O obxectivo deste ano é a excavación das zonas da finca da atalaia que quedaban por rematar das campañas anteriores", concretó el grupo de trabajo.

El castro de Armea fue visitado ayer por la vicerrectora del campus de Ourense, Esther de Blas, la alcaldesa de Allariz, María Cristina Cid, la decana de la Facultade de Historia, Susana Reboreda, el director del proyecto junto a Adolfo Fernández, Fermín Pérez, y la directora de los trabajos de campo, Patricia Valle, para conocer el estado de la intervención arqueológica. "Este xacemento é unha demostración de como a historia, ademais do propio patrimonio, se pode converter nun elemento económico moi importante", aseguró la alcaldesa de Allariz, María Cristina Cid.

Paralelamente a la intervención, se están llevando a cabo las tareas de conservación y restauración del yacimiento, dirigidas por la restauradora Marta Lago. Después del verano se hará una gran intervención de restauración, de señalización y adecuación para una mayor protección del enclave. La alcaldesa de Allariz invitó a la Xunta de Galicia y a la Deputación de Ourense a sumarse al proyecto. "Participar nun proxecto tan ilusionante coma este para poder avanzar máis rápido nas escavacións", apuntó María Cristina.

Visitas durante todo el año

"Tenemos un proyecto para la adecuación de la zona para visitas, teniendo en cuenta que ya recibe muchas visitas al año", remarcó la técnica del proyecto. Se planea construir pasarelas, poner placas informativas, balizas que orienten en los senderos y adaptar el recinto para que sea más accesible para los visitantes. El acceso al castro de Armea es libre y gratuito, amantes de la arquitectura y curiosos acuden a lo largo del año a verlo o a presenciar, en el mes de julio, las excavaciones que se realizan. Xeitura es una cooperativa alaricana dedicada a la gestión integral del patrimonio cultural y que ofrece visitas guiadas al enclave de Santa Mariña de Augas Santas. Las visitas se hacen durante todo el año y están destinadas a grupos y a particulares. La duración es de tres horas y tienen un precio de salida de 40 euros, si el grupo que realiza la reserva es de cinco personas o más, el precio es de ocho euros por individuo. "Los grupos son de máximo treinta personas porque primamos la calidad a la cantidad", comentó la socia fundadora de Xeitura, Begoña Garrido. La ruta se empieza en el bosque y termina en el castro. "Las personas quedan impresionadas; el yacimiento y el entorno son espectaculares. Es una fusión entre la tradición oral y los restos arqueológicos", aseguró Begoña. El guía o la guía que se encargue de las visitas cuenta leyendas sobre la zona a los visitantes para complementar la experiencia mientras caminan por el entorno natural del enclave. "Es ver Galicia desde la historia", apuntó Begoña Garrido.

Compartir el artículo

stats