La asociación de profesionales del transporte de mercancías, Apetamcor, celebró ayer en Ourense su asamblea general para poner en común los principales problemas que afronta el sector y buscar soluciones.

La subida de los costes de explotación en los últimos dos años que hace cada vez más difícil no repercutir el incremento de los gastos en las tarifas de sus clientes es una preocupación que comparten mayoritariamente las empresas ourensanas. El precio de los carburantes, las tasas cada vez más altas y los crecientes costes laborales, señala el gerente de Apetamcor, Alberto Vila, asfixian a muchos de los empresarios, que "sobreviven" en el sector a costa de "márgenes muy reducidos", señala. "La escalada de costes es importante y esto hace que algunos tengan que parar el camión o buscar otro tipo de trabajos".

Impagos y atrasos complican aun más el día a día de algunas de estas empresas, así como la competencia desleal. "Hay trabajo pero todos los costes se disparan y esto nos preocupa porque se produce en un escenario en el que existe competencia desleal, empresas que están operando de forma fraudulenta y que perjudican y hacen mucho daño". Esto, añade del gerente de Apetamcor, "nos desagrada porque entendemos que haya competencia, pero siempre dentro de la legalidad".

Alberto Vila se refiere particularmente a "empresas con matrícula foránea que operan aquí de forma irregular, incumpliendo las normas de cabotaje y excesos de peso", entre otras cuestiones. Para frenar esta situación, los transportistas han empezado a actuar comunicando a los cuerpos de Inspección de Transportes y a la Guardia Civil cualquier anomalía que detectan durante su trabajo en carretera. La propia asociación Apetamcor ha cursado varias denuncias por supuestas actividades irregulares.

La entidad pone en valor la importancia del sector en Ourense y también en Galicia, donde la asociación cuenta con 1.100 asociados y sigue creciendo. En la provincia hay 800 empresas dedicadas al transporte de mercancías y alrededor de tres mil personas vinculadas a esta actividad. Un 12% del total en Galicia, donde operan casi siete mil empresas. Alberto Vila señala que el sector representa el 4% del PIB en Ourense y que el tamaño medio de las empresas es de cuatro vehículos.

En la asamblea celebrada ayer se trataron cuestiones ordinarias relacionadas con la asociación, como la lectura y aprobación de los estados contables y el informe de actividades y gestión del trabajo realizado durante el ejercicio anterior. Entre otras cuestiones, la asamblea destacó el importante incremento del número de socios a nivel gallego, que llega a los 1.100, de los cuales 400 son ourensanos.

Asimismo, se repasaron temas de actualidad para el sector del transporte de mercancías como el nuevo paquete europeo de movilidad que marca las líneas generales del transporte por carretera en Europa en los próximos años, las novedades laborales y el estado de los expedientes de devolución del céntimo sanitario.

En el ámbito de las reclamaciones, la asamblea puso en común el proceso en el que se encuentran tanto las presentadas a Audasa por los afectados por los "abusos" durante las obras de la AP-9 en Rande entre 2015 y 2018, como las relacionadas con el cártel de fabricantes de camiones.

La secretaria xeral de Empleo de la Xunta de Galicia, Covadonga Toca, clausuró la asamblea, que se celebró desde las 10.00 horas en la sede que la asociación tiene en el Polígono de San Cibrao, exponiendo las nuevas ayudas de su departamento en materia de promoción del empleo autónomo, contratación del personal y formación para el empleo. Como colofón, Apetamcor presentó a los socios el acuerdo comercial con la marca de neumáticos Bridgestone.