Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El 20% de los comerciantes se jubilarán en diez años

Los 500 comercios de textil y calzado afrontan las rebajas con solo 200 potenciales clientes por tienda

- En la jornada de apertura dominical de hoy los descuentos son ya del 50% hasta el 70% en el comercio local -Un estudio aborda la saturación de estos sectores comerciales y la necesidad de un relevo generacional

Comercios en plenas rebajas en la calle del Paseo. // Iñaki Osorio

Comercios en plenas rebajas en la calle del Paseo. // Iñaki Osorio

El pequeño comercio local, especialmente las 527 tiendas de textil o calzado, arrancan hoy su periodo de rebajas, con una premura impuesta por el empuje de las grande multinacionales, que llevan ya semanas con descuentos y campañas promocionales.

Esta liberalización del calendario de rebajas ha marcado un contexto de puja del pequeño comercio ourensano por conseguir su nicho de mercado, pues un estudio sobre el estado del comercio local demuestra que hay saturación de oferta de negocios del sector textil con 527 tiendas. Cuentan solo con una población de 200 potenciales clientes (de acuerdo a los 105.000 vecinos que tiene la ciudad) por cada negocio de moda o calzado abierto.

Los comerciantes reconocen que "hemos tenido que adelantar fechas para animar las ventas, dado que la demora en la subida de temperaturas afectó sobre todo a este tipo de pequeños establecimientos" explican un portavoz de Ourense Centro, la asociación que representa a los comercios de la zona centro de la ciudad.

Las tibias ventas debido a la realidad climática de un verano que aún acaba de arrancar con fuerza hace dos días, con medias por encima de los 30 grados, hace que hasta ahora no se dispararan las ventas y los ourensanos renovaran su ropa de verano.

Las primeras campañas de rebajas con descuentos, todavía del 20 el 30 por ciento, comenzaron a verse ya en la calle del Paseo hace unas dos semanas, pero el comercio local se fue resistiendo hasta ahora "y es a partir del día 28 al ver que las grandes multinacionales o firmas como Inditex anunciaron que empezaban la campaña, cuando decidimos que teníamos que irnos sumando; en Ponte Vella, lo hicieron ya desde el viernes. Hoy domingo será ya la apertura oficial en domingo, de rebajas para todos los establecimientos", explica Óscar Sánchez, el gerente del centro comercial ourensano.

Pugna por captar al cliente

De hecho, pese a que ni siquiera ha comenzado el mes de julio, desde hace días algunos escaparate lucen ya rebajas agresivas de hasta el 70% para sacar material y rifarse los clientes, en un contexto en el que sobran comercios de textil, según el informe sobre el estado el comercio local, que acaba de realizar Foro Liceo.

En sus conclusiones sobre la situación del pequeño comercio local ourensano, los expertos explican que "sufre los rigores de una economía que no le favorece; la unidad y la innovación son retos para poder salvar el comercio local", y sobre todo que "el comercio on-line y el empuje de las grandes empresas no va a remitir, por lo que se hace necesario convivir con esa realidad" y especialmente innovar, todo ello en un marco de comerciantes que superan los 45 años como media de edad, y con una previsión de que el 20% de estos comerciantes (de todos los sectores, también del textil) se jubilarán en un horizonte temporal de 10 años.

Además el informe del estado del comercio detecta que están "sobredimensionados para la propia capacidad de la ciudad", el textil, librerías y papelerías y la alimentación, que considera "deberán de sufrir una reestructuración o cambio inmediato para poder sobrevivir a las nuevas tendencias y la reducción de mercado o en su caso optar por salidas saneadas del mercado". De hecho si esa ratio de 200 vecinos por comercio de ropa o calzado en la ciudad es de las más bajas, la peor son las cafeterías y bares: hay uno por cada 120 vecinos.

Compartir el artículo

stats