Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El PSOE lleva al Parlamento la defensa de los emigrantes retornados de Alemania y Suiza

El Supremo no reconoce de inmediato las pensiones de invalidez

El secretario provincial de emigración, Luis Gulín, se reunió ayer con la asociación de emigrantes retornados de la provincia de Ourense para informarles de la reciente sentencia del Tribunal Supremo que determina que las pensiones de invalidez del extranjero no tienen reconocimiento automático en España, y que para su equiparación aquí el emigrante que retorna a Galicia tiene que hacer una solicitud ante el INSS o el SERGAS con la documentación traducida y someterse a un informe médico que fijará el grado de invalidez equivalente en España. Con ese documento los emigrantes pueden alegar las correspondientes reducciones en la declaración de la renta ante la Axencia Tributaria.

Por su parte, el presidente de los retornados de Ourense, Luís Quintas, le expuso las quejas de varios emigrantes que llevan desde diciembre esperando del Sergas el informe correspondiente sobre sus pensiones de invalidez de Suiza y Alemania. Manifestó "el malestar que teniendo reconocida en Suiza una invalidez del 60%, es reducida por los servicios médicos del Sergas a un 20, siendo así perjudicados en la declaración de la renta, donde la Axencia Tributaria solo acepta una invalidez superior al 33 para reducciones o exenciones".

Gulín manifestó el "compromiso de trasladar esta demanda a los representantes parlamentarios nacionales y autonómicos del PSOE para que intercedan ante los organismos correspondientes".

Otra problemática abordada en la reunión es el reciente requerimiento de la Axencia Tributaria a los retornados de Alemania de presentar el certificado anual de ingresos del Seguro de Pensiones de Alemania (Deutsche Rentenversicherung). El organismo fiscal español no acepta que la aportación a la sanidad, atención farmacéutica y de dependencia, que se resta de la pensión alemana, sea reconocida como gasto deducible. Varios de los retornados presentes en la reunión manifestaron que Hacienda les está exigiendo justificar discrepancias de 1.500 a 3.000 euros anuales de un dinero que queda en Alemania y no entra en sus bolsillos. Y recordaron que ellos solo cobran 12 pagas, no 14.

En conversaciones telefónicas con técnicos de Deutsche Rentenversicherung, Gulín constató que esta problemática esta desbordando sus servicios administrativos. De momento para facilitar el trámite se puede hacer la solicitud por internet a un correo electrónico especificando nombre y apellidos y número del seguro de pensión y el año fiscal demandado. Gulín consiguió el compromiso del órgano alemán de estudiar la posibilidad de enviar de oficio cada año, acompañado con el informe anual de aumento de la pensión, el certificado para la Hacienda española.

Compartir el artículo

stats