Un joven de 20 años, ya condenado en octubre de 2017 por un delito de conducción si permiso, volvió a juicio ayer, acusado no solo de circular sin carné, sino de hacerlo presuntamente de un modo imprudente. Él no reconoce el delito, mientras que la Fiscalía solicita una condena de 22 meses de prisión más la privación del derecho a conducir durante 5 años.

Sobre las 18.25 horas del 6 de noviembre de 2017, el encausado conducía un turismo de su propiedad por el casco urbano de Verín, pese a que nunca ha obtenido el permiso para poder circular con vehículos a motor o ciclomotores.

Según el relato de hechos que hace la Fiscalía en su escrito de calificación, el joven circulaba a gran velocidad, realizando maniobras bruscas y "quemando rueda" en la intersección de la calle Antonio Fernández Pérez con Xesús Taboada Chivite, lugar en el que se encuentran los centros educativos CEIP Princesa de España, el IES Xesús Taboada Chivite, el IES García Barbón y la entrada a un pabellón. Allí había gran afluencia de jóvenes, "a los cuales puso en peligro con su conducción", señala la acusación.

Además, cuando un agente de Policía Local se encontraba en el centro de la calzada, intentó darle el alto. No obstante, el infractor presuntamente siguió con su conducción, teniendo el agente que no apartarse para no ser atropellado. Según la Fiscalía, el joven continuó la marcha a gran velocidad, saltándose una señal de Stop y alejándose del lugar.