Las profesionales de Adolfo Domínguez cobran un 1,7% más que sus compañeros varones, en la media ponderada por categorías totales. El Estado de Información no Financiera 2018-19 publicado ayer por la compañía revela que las mujeres perciben sueldos superiores a los hombres en los estratos de edad de menos de 30 años y más de 51 años, mientras que los hombres tienen un salario medio más elevado en la franja de 31 a 50 años. Por categorías, las directivas de departamento tienen retribuciones superiores a sus colegas masculinos, al igual que sucede en la categoría de técnicas, mientras que los hombres tienen mayor remuneración en la categoría de mandos intermedios.

Los datos de la memoria no financiera están calculados sobre los 1.191 profesionales de la plantilla de la compañía. En cifras absolutas las empleadas de menos de 30 años cobran una media de 5.233 euros al año más que los hombres; las empleadas de más de 51 años perciben 10.840 euros anuales más; y las empleadas de entre 31 y 50 años cobran 8.190 euros al año menos. "Somos una empresa mayoritariamente femenina y es lógico que dos tercios de nuestro comité de dirección sean mujeres, lo raro era lo que sucedía en el pasado", señala Pilar Vázquez, de Responsabilidad Social Corporativa (RSC) del grupo Adolfo Domínguez.

El Estado de Información no Financiera dedica un capítulo importante al desarrollo de iniciativas de sostenibilidad medioambiental, por parte de la compañía de moda de autor. La consejera delegada de Adolfo Domínguez abre el informe con una carta en la que subraya el compromiso de la empresa con la sostenibilidad y el medio ambiente. "Ha llegado el momento de que consumidores y empresarios tomemos conciencia del impacto que nuestra actividad tiene en el planeta. Pensamos antes de producir e invitamos al cliente a que lo haga antes de consumir. Es lo más responsable".

La compañía publicó ayer los informes auditados de sus cuentas anuales, así como los informes de gobierno corporativo y remuneraciones. Los accionistas votarán la gestión y las cuentas en la junta general de accionistas que se celebrará el 23 de julio en su sede social de Ourense.

Más ventas

En el ejercicio fiscal 2018/19 (marzo 2018-febrero 2019) la facturación de la compañía alcanzó los 112 millones de euros, con un incremento de las ventas comparables (que no tienen en cuenta aperturas, cierres ni reformas durante el ejercicio) del 10,6%. El resultado antes de impuestos es positivo (+1,1 millones de euros). El beneficio neto atribuido se sitúa en -0,5 millones de euros (frente a los -6,9 millones de hace un año), con una mejora de 6,4 millones. La rentabilidad operativa (Ebitda) de la firma se ha incrementado en un 153% respecto al ejercicio anterior, a lo que se suma un crecimiento de las ventas online de un 70%. Adolfo Domínguez facturó en el ejercicio 2018/19 un 5,9% más que hace 4 años (2015/16) con 153 tiendas menos.

La compañía mantiene por segundo año consecutivo la retribución de su consejo de administración, integrado por 8 miembros (4 consejeras y 4 consejeros), por debajo de los 0,7 millones de euros. El coste de la alta dirección se reduce un 9,7%.