Una lista en clave continuista es la que presenta Democracia Ourensana que de nuevo tiene como candidato a Gonzalo Pérez Jácome, que durante el mandato que finaliza ejercía como líder de la oposición, así de los actuales ocho concejales repiten seis, quedando fuera Laura Nóvoa y Domingo Castro. En el capítulo de incorporaciones, destaca en el número 5 el abogado Miguel Caride, que se convierte en el "hombre fuerte" de una candidatura en la que se mantiene como número 2 Armando Ojea, y se recupera a Ana Isabel Rebanal, que tuvo que dejar su acta de concejala debido a un traslado por cuestiones laborales.

Pero lo que tiene claro el candidato Jácome es que "vamos a conseguir la mayoría absoluta", por lo que "aspiramos claramente a tener la Alcaldía", y argumenta que "somos al única alternativa creíble a los bloques tradicionales", en referencia a Partido Popular y Partido Socialista, por entender que demostraron ser responsables de la situación en la que se encuentra la ciudad.

Así, aprovechó para arremeter contra el actual gobierno popular y, de manera especial, centrar sus críticas en el regidor y candidato, Jesús Vázquez, que se convierte en el máximo exponente de una "nefasta gestión" que asegura se plasma en la "incapacidad" de aprobar en cuatro años unos presupuestos y de consensuar un nuevo Plan Xeral de Ordenación Municipal.

Una moción fallida

Pero también dirigió sus críticas hacia los socialistas, ya que "tenían en la mano acabar con esta situación", al recodar que en varias ocasiones planteó la moción de censura, sin que prosperase, por lo que concluye: "Son responsable de mantener a Jesús Vázquez como alcalde", y advierte de la "incoherencia" de denunciar de forma reiterada su gestión, pero "sin dar un paso adelante".

Otra de las cartas de presentación a las que alude Pérez Jácome, es que "gracias a DO los ourensanos vieron rebajada la contribución -el Impuesto de Bienes e Inmuebles (IBI)-en un 20% en los dos últimos años. Alusión directa al pacto alcanzado con el gobierno del PP, que se sustanció con el apoyo de DO a una modificación presupuestaria de algo más de 1,2 millones para "rescatar" el área de Bienestar Social que contaba con "un desfase" económico.

Y de nuevo el candidato de Democracia Ourensana se engancha al mensaje de "alcalde impectore", y asegura contar con un "súper equipo de concejales preparados para gobernar la ciudad a partir del 26M", y añade después que "la rescataremos de sus cenizas, que fue lo que dejaron PSOE primero y PP después".