Al exalcalde de Verín, exsenador y candidato a recuperar para el PP el gobierno de este Concello, Juan Manuel Jiménez Morán, se le ha agriado la campaña electoral. El titular del Juzgado de Instrucción 2 de Verín ha admitido a trámite la querella presentada hace un mes por el actual alcalde, el socialista Gerardo Seoane, por presunta prevaricación administrativa y le ha citado para declarar en calidad de investigado el próximo 13 de junio.

Jiménez Morán deberá explicar ante el juez de Verín la decisión que adoptó siendo alcalde, en octubre de 2012, de prorrogar una licencia municipal de obras concedida tres años antes a la que fuera su número dos en el Concello entre 2007 y 2009 y posteriormente secretaria xeral de Turismo de la Xunta (2009-2012), María del Carmen Pardo. Dicha prórroga, que ampliaba el plazo de ejecución de una vivienda unifamiliar en una parcela en el núcleo de Cabreiroá, fue contraria al ordenamiento jurídico, tal y como resolvió el TSXG y confirmó en 2018 el Tribunal Supremo.

Con esta resolución desfavorable al decreto firmado en su día por Jiménez Morán, el actual alcalde, Gerardo Seoane, formuló querella contra su antecesor que, a su vez, ya había interpuesto varias denuncias contra él y que han derivado en sendas querellas de la Fiscalía contra Seoane por presunta prevaricación administrativa en relación con la contratación de diversos servicios municipales.

En este contexto de denuncias cruzadas, ambos líderes políticos tienen munición garantizada para la campaña electoral de las municipales que se celebran el 26M.

La última novedad es el auto del Juzgado de Instrucción 2 de Verín con fecha del pasado 11 de abril en el que el juez sostiene que los hechos descritos por el actual alcalde en su denuncia "presentan características que hacen presumir la posible existencia de un delito de prevaricación administrativa", por lo que admite a trámite la querella y cita al exregidor a prestar declaración el 13 de junio. Asimismo, emplaza a este a designar abogado en el plazo de diez días.

El exregidor y candidato a la Alcaldía de Verín, Juan Manuel Jiménez Morán, manifestó ayer sentirse "tranquilo" ante esta citación, aunque admite que va a "causar daño" a su campaña electoral como, recuerda, "ya ocurrió en 2015". Señala que entonces también fue objeto de un investigación propiciada por los socialistas que "después quedó archivada", pero que sirvió "para que buzoneasen todo Verín con ella". Morán perdió entonces el gobierno que llevaba liderando 17 años. "En todo ese tiempo, nunca firmé un decreto ni ninguna resolución que no fuese acompañada de informes técnicos favorables", apunta.

En esto basa su justificación sobre lo ocurrido con la licencia de obra de Carmen Pardo. Explica que la primera vez se le denegó y que fue un fallo judicial el que obligó al Concello de Verín a concedérsela el 20 de octubre de 2009, cuando el PXOM de 1998 ya había sido anulado. Tres años después, al no haber completado las obras, la titular solicitó la prórroga, por lo que "se pidió informe a Secretaría xeral y esta informó favorablemente", defiende el exalcalde.

En la querella, el actual alcalde de Verín, Gerardo Seoane, describe que la clasificación de la parcela en el PXOM de Verín del año 1998 se correspondía con suelo urbano de núcleo rural. Pero la declaración de nulidad de este planeamiento, dictada por el TS en 2007, provocaba, entre otras consecuencias jurídicas, que recuperasen vigencia las Normas Subsidiarias Municipales de 1986, que clasifican dicha parcela como suelo rústico

La petición de prórroga en octubre de 2012, defiende el denunciante, debería haberse ajustado al régimen jurídico-urbanístico aplicable en el momento en el que se pide la ampliación y que, por lo tanto, impedía su otorgamiento por ser una parcela rústica. En su denuncia, Seoane destaca que Jiménez "de manera deliberada y con ánimo de obtener una resolución adecuada a sus propósitos, encargó la redacción de informe a la Secretaria del Concello y no a quién le correspondería hacerlo, esto es al técnico de Urbanismo, que con total seguridad hubiese informado negativamente".

Posteriormente, y con el PSOE ya en la Alcaldía, la Junta de Gobierno Local ordinaria de fecha 26 de octubre de 2015 suspendió los efectos de la prórroga.

Jiménez Morán defiende que su actuación en relación con la vivienda de la que fuera su número dos fue tan sencilla "como conceder una primera licencia por sentencia y una prórroga tres años después con el informe favorable de la secretaria xeral; yo soy sanitario y por eso siempre me he fiado de los informes técnicos, nunca he aprobado nada sin informes favorables ni ha tenido un reparo", alega. "Seoane tiene un horizonte judicial complicado con dos querellas de la Fiscalía y está claro que buscaba esto para volver a buzonear Verín como hicieron en 2015", concluye.