El Consejo de Ministros ha autorizado, en su reunión de ayer, la celebración de dos contratos de servicios para la ejecución de diversas operaciones de conservación y explotación en carreteras en las provincias de Ourense y Lugo, con un importe de 32.672.565,36 euros.

La Administración central destina a la provincia de Ourense una inversión de 13.562.640,07 euros, para mejorar el estado de la Nacional 120, de Logroño a Vigo, desde el punto kilométrico 439,900 al 472,800 y del 548,800 al 610; en la N-536 se acometerán obras de mejora desde el punto kilométrico 33,800 al 51,960 y del 59,000 al 59,200; en la N-542, desde el punto kilométrico 0,000 al 0,800; en la N-525, de Zamora a Santiago, desde el punto kilométrico 233,080 al 271,700; en la N-540 de Lugo a Ourense, desde el punto kilométrico 68,800 al 78,500; en la N-541, de Ourense a Pontevedra, desde el punto kilométrico 12,700 al 51,000; en la N-544, el enlace de la N-120 con la N-525, desde el punto kilométrico 0,000 al 1,200; en la N-120, desde el punto kilométrico 84,800 al 85,660 y del 86,680 al 104,700; y de nuevo en la N-120, de Logroño a Vigo, desde el punto kilométrico 439,900 al 472,800 y desde el 548,800 al 610.

También contempla inversiones en varios tramos de la N-120 y de la N-540, correspondientes a la provincia de Lugo, que comunican con Ourense.

El Ministerio de Fomento explica que también se realizarán los trabajos de desbroce, fresados y reposición del firme, limpieza de cunetas, y en general, todas las labores de conservación ordinaria de las vías a su cargo.

Los contratos de servicios para la ejecución de obras de conservación y explotación en la Red de Carreteras del Estado tienen el objetivo de "mantenimiento de los elementos de la carretera".