Una furgoneta sin conductor cruzó ayer por el medio y medio de la céntrica calle Habana de Ourense hasta chocar contra un vehículo de una empresa de transporte que estaba estacionado en la esquina de Cardenal Quevedo con Manuel Pereira. El propio furgón funcionó de barrera y evitó que se subiese a la acera e impactase contra el escaparate y, lo que habría sido peor, con un peatón.

El incidente se registró a las 18.20 horas cuando el conductor de la furgoneta, que bajaba por la Habana, estacionó en la parte izquierda de la vía y se apeó. En cuestión de segundos, el vehículo empezó a desplazarse sólo girando hacia la derecha, lo que provocó que cruzase la vía de dos carriles hasta chocar contra el furgón. Por suerte, no se registró ninguna colisión con los turismos que en ese momento hacían uso de la calzada, y que tuvieron tiempo de esquivar la furgoneta sin control.

Enseguida se personó el conductor que, tras hablar con el afectado, retiró el vehículo. Los daños fueron materiales.