El alcalde de Ourense, Jesús Vázquez, presentó en A Coruña su proyecto de "ciudad para el futuro". Una propuesta que reivindica "cambiar la forma de hacer política" y que apuesta por el diálogo para dar respuestas a una sociedad que demanda recuperar la confianza en sus líderes políticos y por poner a las personas como "principio y fin" de la gestión política.

Así lo reivindicó este jueves en la Fundación Barrié, durante su intervención en la mesa redonda "Ciudades Saludables", organizada por la Consellería de Sanidad para divulgar y fomentar el Proyecto Ciudades Saludables. El de Ourense, explicó Vázquez, es un proyecto dividido en ocho ejes fundamentales para mejorar la calidad de vida de sus más de 105.000 habitantes y convertir la ciudad "en un modelo de calidad de vida, de vivir bien, de accesibilidad, innovación y creatividad", destacó el regidor.

Explico que este programa apuesta por la sostenibilidad a través del proyecto Ecobarrio de A Ponte, "una propuesta pionera a nivel mundial para aprovechar la energía geotérmica y que contribuirá a la reducción de la emisión de gases contaminantes y la mejora del medio Ambiente".

A nivel social, Jesús Vázquez reivindicó la necesidad de poner en marcha un Pacto Social de Gobierno local para garantizar medidas de protección a las personas más vulnerables y, en materia económica, Vázquez Abad apostó por la promoción y modernización de la Economía local y del Comercio, así como por la creación de una estrategia de promoción turística.