Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Dos plenos tratarán la destitución de Alcalá como gerente y secretaria de O Ribeiro

Los diez vocales que tienen derecho a voto tomarán la decisión en las sesiones convocadas para el jueves, a las 8.30 y 10.30 horas, en la sede del Consello Regulador

Cristina Alcalá, secretaria. // I. Osorio

Cristina Alcalá, secretaria. // I. Osorio

El Consello Regulador do Ribeiro ha realizado una doble convocatoria de plenos extraordinarios para el próximo jueves. El primero se desarrollará a partir de las 8.30 horas, por petición del presidente en el que se tratará la destitución de Cristina Alcalá como secretaria del organismo. A las 10.30 horas se realizará el segundo, que tiene como único punto a debatir el cese de Cristina Alcalá como gerente del ente regulador. Adoptarán la decisión los diez vocales que tienen derecho a voto, de los cuales tres representan a la Cooperativa Vitivinícola del Ribeiro, dos a las bodegas con más de 400.000 litros (Alanís y Campante), uno a bodegas con menos de 400.000, uno a colleiteiros y tres al movimiento sindical (2 de Unións Agrarias y 1 Asaja). La secretaria tiene voz, pero no derecho a voto. El presidente tiene voto de calidad, que ejercerá solamente en caso de empate.

El día 17 de noviembre, el presidente intentó destituir en el transcurso de la celebración de un pleno a Cristina Alcalá como secretaria, que permanece en el cargo por oponerse a la medida la mayoría de los vocales. Esta circunstancia añade aún más suspense a la situación que ahora salta a la opinión pública sobre las diferencias existentes en el seno del consejo regulador.

Juan Casares, el actual presidente, indicó ayer a este periódico que no se pronuncia con respecto a esta polémica, por el "compromiso" que tiene de "confidencialidad".

Desde fuentes afines a la secretaria y gerente del organismo se traslada que "nunca ha habido un enfrentamiento personal y directo, ni desencuentros profesionales entre Cristina Alcalá y el presidente del Concello Regulador do Ribeiro," y, desde este mismo sector, se considera que "el enfrentamiento puede ser el argumento o la excusa que le interesa al presidente para destituir a la secretaria y gerente del Consello Regulador. Lamentan que hasta ahora Casares "no haya explicado los motivos por los que quiere realizar el cese".

La razón por la que Juan Casares propone el cese de Cristina Alcalá, según fuentes próximas a la secretaria y gerente del ente regulador, es que "quiere cambiar el equipo del Consello Regulador", en vista de que "nunca ha negado su valía profesional ni el trabajo realizado".

Cristina Alcalá entró como gerente del Consello Regulador en 2016 después de un proceso de selección externo realizado en el año 2015, tras la dimisión de Roberto Goñi como gerente. Cinco meses después, el pleno le pidió que asumiera también la función de secretaria del Consello Regulador do Ribeiro, además de formar parte del comité de certificación, por lo que venía compaginando ambos cargos desde entonces, y seguía haciéndolo desde que Juan Casares tomara posesión de su cargo tras las últimas elecciones en el mes de julio, sustituyendo a Felicísimo Pereira.

El distanciamiento entre ambas partes fue cada vez más evidente con el paso de los meses hasta el punto de intercambiarse burobax en los que se cruzaban acusaciones mutuas, que iban desde "una grave situación de hostigamiento", en un caso, hasta la falta de respeto a las funciones del presidente, en el otro, si bien desde el inicio se pusieron de manifiesto las diferencias. De hecho Cristina Alcalá compartía despacho con el presidente anterior, Felicísimo Pereira.

Cuando llegó Casares al organismo, le pidió que dejara ese despacho, y cuando ocupó el del secretario anterior, que está al lado, solicitó que se trasladara a otra parte del edificio.

La situación, en todo caso, ha desembocado en el plenoque se celebrará el jueves, justo el día que Cristina Alcalá llega a Ribadavia, después de ofrecer un ciclo de conferencias sobre el vino de O Ribeiro en el País Vasco.

En el caso de que no prosperen las propuestas de cese de Cristina Alcalá, como gerente y como secretaria de la Denominación de Origen del Ribeiro, la situación puede complicarse por la dificultad de relación que hay entre ambos.

Compartir el artículo

stats