Un hombre con antecedentes no computables a efectos de reincidencia fue juzgado ayer en Ourense como presunto autor de un delito de malos tratos. La fiscal mantuvo la acusación tras la vista oral celebrada en el Penal 2. Pide 11 meses de prisión, la privación del derecho a la tenencia y porte de armas durante dos años, así como la prohibición de que se aproxime y comunique con la víctima durante dos años, con una distancia mínima de 300 metros.

El individuo está acusado de agredir a su esposa sobre las 22 horas del 20 de mayo de 2016, cuando se encontraba con ella y sus hijos en el domicilio común. Según la versión del ministerio público se inició una discusión en el transcurso de la que el acusado agarró a la mujer por los pelos y la zarandeó, llegando a lanzarla contra una columna.

Como consecuencia de estos hechos, la mujer no sufrió lesiones y no acudió al médico.