El incendio de Feces de Cima, Verín, que se declaró el sábado por la tarde quedó extinguido ayer a las 20.50 horas, con un balance de 132,4 hectáreas forestales y agrícolas arrasadas, de las que, según los datos facilitados por la Consellería de Medio Rural, 101,8, son de monte raso. En este fuego trabajaron durante las dos jornadas 1 técnico, 9 agentes, 18 brigadas, seis motobombas, dos palas, nueve helicópteros y cuatro aviones. El operativo logró controlar las llamas ayer a las 9.00 horas.

Ayer se registraron otros dos fuegos menores en Ourense. Uno en Fumaces, Riós, en el que ardieron 1,6 hectáreas rasas, y otro en Piñor, Barbadás, que afectó a 0,7 hectáreas de arbolado.