Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

o carballiño

Fumega, tras recuperar O Carballiño para el PSOE: "Seré alcalde de unión"

PP, BNG y SON favorecen la investidura y el regidor se compromete a darles cabida en mesas de contratación y diseño de presupuestos

El alcalde de O Carballiño, felicitado por Pachi Vázquez. // Iñaki Osorio

El alcalde de O Carballiño, felicitado por Pachi Vázquez. // Iñaki Osorio

El PSOE consumó ayer su regreso al poder en uno de sus feudos históricos, O Carballiño, donde ostentó el gobierno de forma ininterrumpida entre 1995 y 2011. Francisco Fumega es alcalde desde ayer en la cuna política del exsecretario xeral, Pachi Vázquez, quien junto a su mujer, exedil, y a otros cargos como la parlamentaria Noela Blanco, la diputada Laura Seara o el anterior regidor socialista, Carlos Montes, se dejaron ver en el pleno de investidura, el que consumó la alternancia tras un lapso de cuatro años de signo popular con Argimiro Marnotes al frente.

El líder del PP (su grupo tiene 6 concejales) rehusó presentar candidatura, al igual que el BNG de Chema Ferreiro (2 ediles) y la alternativa vecinal SON, cuyo representante en la institución carballinesa será Bernardo García. Con la abstención del resto de siglas, Francisco Fumega (8 concejales) fue investido sin que la nueva corporación tuviera que votar en urna.

Ante un salón de plenos a rebosar de simpatizantes y vecinos, el socialista dio las gracias a la "actitud" de los adversarios y se declaró "honrado" de llegar al sillón de alcalde, "no pagaré en mi vida a los vecinos este honor", dijo. El PSOE emprenderá un mandato en minoría. Sabedor de que deberá moverse en zona de consenso, el nuevo regidor prometió en su discurso de investidura que será un alcalde "de participación y unión, será fundamental la aportación de ideas".

O Carballiño, una de las grandes localidades de Ourense con 14.000 habitantes, encara "retos importantes y de calado, por lo que va a ser necesario el esfuerzo de todos", terció el regidor en la misma línea de llamada al diálogo. Tras su petición, se comprometió a tender puentes.

Fumega se declaró dispuesto a dar cabida al resto de formaciones, que representan entre todas a unos 4.000 votantes, en las mesas de contratación y en el diseño de "presupuestos participativos". Según expresó ayer, "cualquier concejal de los que estamos aquí, con las distintas sensibilidades, tenemos una sensibilidad distinta, pero nuestro interés es el progreso de O Carballiño", reivindicó. A título particular, el nuevo regidor de la villa del Arenteiro ofrece una gestión con "honestidad y, fundamentalmente con mucho sentidiño".

Compartir el artículo

stats