Los físicos de Ourense y la plataforma social y política Pro Campus Digno no están dispuestos a esperar un año más por la implantación de los estudios de físicas en el campus local. Ayer rescataron la pancarta con la que meses atrás se movilizaron por el título y volvieron a concentrarse frente al pabellón de Física para condenar la decisión del Consello Galego de Universidades que el lunes frenó en seco la tramitación de la propuesta. Lo hizo en base al informe provisional negativo de la agencia evaluadora Acsug y por la "confusión" que el cambio de nombre de última hora generó entre los integrantes del pleno: las tres universidades gallegas y la Consellería de Educación.

El origen del problema está precisamente en la nueva denominación ya que Física para as Novas Tecnoloxías implica un cambio en la rama de conocimiento y entra en conflicto con la Universidad de Santiago y el nuevo decreto de titulaciones que prohíbe las duplicidades, por eso los físicos han decidido recuperar la idea original de Ingeniería Física aun a sabiendas de que la posible implantación será denunciada por el Colegio Profesional de Ingenieros Industriales, como recientemente ha ocurrido en Cataluña.

Esta decisión será trasladada al Rectorado de la Universidad de Vigo que deberá responder antes del lunes 2 de junio a las alegaciones presentadas contra la implantación. El informe definitivo de la Acsug se emitiría antes del 31 de julio pero ya sería tarde para implantar el grado este curso. El portavoz de los físicos, Claudio Cerdeiriña, aseguró ayer no haber encontrado esa fecha límite en ningún documento oficial por lo que ve factible y urge que el Consello Galego de Universidades convoque un pleno extraordinario para volver a debatir la propuesta con el nombre de Ingeniería Física.

La plataforma anunció ayer que no quiere estar sola en la defensa del grado y reclama que el Concello y la Diputación "se pongan al frente". Lo primero que harán los colectivos sociales y políticos integrantes será solicitar entrevistas con el alcalde y el presidente provincial para pedir que convoquen plenos extraordinarios para fijar la postura oficial. Ambas instituciones ya respaldaron este título a través de mociones plenarias pero la plataforma pide que el problema se aborde de forma monográfica e implique a toda la sociedad. Volver a la calle para recuperar el espíritu de la movilización histórica de 1994 es otra de las medidas que plantean. Además, tachan de "disparate" lo ocurrido en el pleno del CGU y piden la intervención del presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, para que ponga "orden y cordura".