El senador socialista Miguel Fidalgo reclamó al Gobierno una solución razonable para el problema de las multas a los emigrantes retornados, a los pensionistas españoles que pasaron un tiempo en el extranjero y ahora deben hacer frente a multas tributarias de las que no tuvieron noticias.

Fidalgo preguntó al Secretario de Estado para la Seguridad Social, Tomás Burgos, y se refirió a los perceptores de las pensiones más bajas que cobran pequeñas cantidades por haber emigrado y que se les exige cantidades importantes de "supuestos atrasos" y una sanción por no declarar esas cantidades sobre las que se les informó que "no tenían que hacerlo".

El parlamentario del PSOE se refirió a los españoles que emigraron de forma masiva y pasaron muchos problemas en el extranjero y que, una vez que vuelven, han tenido que hacer frente a una serie de multas y sanciones fiscales de las que no tenían conocimiento. Miguel Fidalgo aclaró que son personas mayores a las que la Agencia Tributaria les indicó que no tenían que declarar y que ahora tienen que hacer frente a "sanciones, intereses de demora y multas desproporcionadas". Fidalgo insistió en que "los mayores no lo sabían y la Agencia Tributaria les dijo, en un principio, que no tenían que pagar. Después, la Administración cambió de criterio y les impuso multas retroactivas que afectan a 130.000 gallegos y 800.000 españoles. "Se trata de un problema colectivo importante que debemos afrontar".