Buena jornada en lo meteorológico y mejor afluencia de público, a la cita ferial del día 17 de marzo en Ourense, que se desarrolló ayer en los dos escenarios habituales, la cita gastronómica en el recinto de A Chavasqueira y la cita con los puestos de venta ambulantes, más de 200, en las riberas del Barbaña. Sin embargo no todos, según la Asociación Galega de Ambulante que preside Jesús Francisco Romero, exhiben la autorización para instalarse en esta y en otras ferias gallegas.

Por este motivo la asociación ha cursado escritos a diversos concellos gallegos, entre ellos el de Ourense, pidiéndoles que se exija el cumplimiento de los distintos reglamentos y ordenanzas municipales para que todos los colectivos, también la asociación de ambulantes de la etnia gitana, exhiban esta autorización en sus puestos, para demostrar que tienen todo en regla.