El conselleiro de Medio Ambiente, Territorio e Infraestructuras, Agustín Hernández, ha firmado un convenio con el alcalde de Xinzo, Antonio Pérez, para mejorar la inserción de la carretera OU-301 entre la referida localidad de A Limia y Bande, en el punto kilométrico 0,770. El gobierno gallego realiza una aportación de 140.558 euros para la ejecución de estas obras de seguridad vial.

La OU-301, perteneciente a la red secundaria de carreteras de la comunidad autónoma, tiene su inicio en Xinzo. En el punto kilométrico 0,770 de esta carretera, en los límites urbanos de la villa, confluyen tres viales: la Pista da Armada, la rúa Dous de Maio y la carretera provincial OU-1.112. En la actualidad, esta intersección de cinco salidas se resuelve mediante un carril de giro.

Hernández destaca que la reforma de esta intersección tiene como finalidad mejorar la seguridad viaria mediante el diseño y construcción de una glorieta que distribuya la circulación, además de ampliarse la calzada en los tramos en los que sea necesario y proceder a la rehabilitación del firme existente.

El conselleiro indicó que esta actuación es un buen ejemplo de los objetivos de la Xunta, en lo que se refiere a carreteras, centrados en la mejora de las infraestructuras y del conjunto de variables que puedan incidir en la reducción de la siniestralidad.

Hernández recordó que su departamento tiene en marcha obras en el Concello de Xinzo por importe de más de 500.000 euros, con el fin de mejorar el saneamiento de diferentes zonas del municipio, como es el caso de la conexión de la aldea de Pena con la depuradora de Trandeiras y el colector general de San Pedro de Laroá, dos actuaciones que estarán concluidas en el próximo mes de mayo.

El conselleiro de Medio Ambiente también visitó la plaza pública de Perrelos, un núcleo del Concello de Sarreaus, que fue objeto de unas obras de acondicionamiento, mediante un convenio entre las administraciones local y autonómica.

El departamento de Agustín Hernández realizó una inversión de más de 63.000 euros en las obras de adecuación.

La plaza se articula en un cruce de caminos y alrededor de la capilla del pueblo. Además de zona de juegos para los niños y lugar de encuentro, es el sitio en el que se realizan las fiestas patronales y todas las celebraciones públicas de los vecinos. Estaba degradada por el empleo de materiales como el hormigón y el asfalto que "desvirtuaban su valor arquitectónico". Está prevista la demolición de la estructura de hormigón para proceder a la pavimentación con granito y piedra morena.