Y aunque después de su primera declaración ante el juez la edil de Urbanismo evitó realizar valoraciones, lo que esgrimía con posterioridad, en una de sus comparecencias públicas, sobre la relación profesional con un despacho de abogados de A Coruña y un estudio de arquitectos se debe a que se trata de "gente solvente" en materia de Urbanismo que permiten "reducir cuantías económicas".

Sobre esta cuestión, que forma parte de la denuncia por la que declara hoy en calidad de imputada, Áurea Soto proclama de forma reiterada que el Concello "luchará por todos los medios" para "dejar las arcas lo más saneadas posible" y "utilizará los medios que considere oportunos".

Y destacar los resultados económicos del despacho de A Coruña, que para la edil de Urbanismo merecen el calificativo de "excepcionales" , al igual que los trabajos que se encargaron al estudio de arquitectos vía contratos externos -asistencias técnicas-, para diferentes asuntos municipales.

Otra de las cuestiones en que incide Soto es en que no hay responsabilidad delictiva y asegura que contaba con respaldo de la asesoría jurídica y técnicos municipales, algunos de los cuales ya prestaron declaración ante el juez en calidad de testigos y en algún caso discreparon con lo que dijo la propia concejala.