La queja presentada por los populares ante el Valedor do Pobo no tiene especial relevancia para la edil de Urbanismo y presidenta de la comisión de pleno, Áurea Soto, aunque dejaba claro que el PP "deben preocuparse mucho por el alcalde y por mi. Para de inmediato dirigir duras criticas, en el sentido de que "por lo que se ve están preocupadísimos en el PP es para que no se remate en nuevo Plan Xeral de ordenación Municipal (PXOM)".

Pero Soto fue más allá, y en un intento de restar importancia a la iniciativa popular, espetó que al Valedor do pobo le deberían interesar otras cuestiones, y señaló que en su momento "no le interesó que se anulase un Plan de Ordenación Urbanística" o que "se secaran As Burgas", en alusión a los trabajos que había realizado la empresa Xardín das Burgas en donde tenía previsto construir un hotel balneario. Unos terrenos que el Concello aprobó expropiar dentro del Plan Especial para esa zona al amparo de la declaración de Bien de Interés Cultural (BIC).

Lo que también aclaró Áurea Soto es que si en su momento no se decidió acudir a la justicia, como fue por la caída del PXOM de 2003, justificando en que "no queríamos pelearnos con la Xunta", advirtió que ahora "todo eso puede cambiar".