El letrado Cipriano Castreje, abogado además del Defensor del Paciente en Galicia, asociación a la que llegó esta denuncia tras quedar absuelta la médico que realizó el diagnóstico , reconoce que "las cosas no han mejorado, cada vez tenemos más quejas por los recortes sanitarios y porque la gente ha perdido el miedo a denunciar, pero nunca debe dejarse la vida y las decisiones sobre la salud de un enfermo en las manos de una médico de familia que está formándose y en periodo de prácticas". A su criterio si hubo negligencia "pues podía haber recabado ayuda de un especialista".

En cuanto a la familia de la paciente "han pasado ya diez años pero no quieren hacer declaraciones. Hablar del tema, dice, que les hace revivir días muy dolorosos".