Anselmo López Carreira considera que Ourense puede deber su nombre a las explotaciones auríferas realizadas por los romanos en esta ciudad. "El nombre de Ourense, posiblemente se relacione con el oro. Y un poco más arriba está Oira, que también hace referencia al preciado metal. Curso abajo se encuentra la localidad de Ourantes, junto a Barbantes, que fue otra explotación aurífera en el curso fluvial", destacó con motivo de la presentación de su libro Historia de Galicia -publicado por Edicións Xerais-, ayer en la Librería Torga, donde estuvo arropado por el escritor Millán Picouto.

Toén cuenta con yacimientos paleolíticos muy importantes, de los más antiguos de la humanidad, indica Carreira, además de subrayar la relevancia del castro de Santomé y que Ourense nace como ciudad con los romanos, "con un probable aporte de la gente que vivía en los castros" que se asientan en sus alrededores. "En el nacimiento de la ciudad tuvieron mucha importancia las aguas termales de las Burgas, que ya tenían un aprovechamiento previo a la llegada de los romanos, y el paso del río Miño, sobre el que han construido un gran puente".