Los datos publicados ayer por el Colegio de Arquitectos de Galicia respecto al visado de viviendas durante el primer semestre del año no son del todo favorables con Ourense. El balance hace referencia a esta evolución de la actividad de visado y del estado urbanístico de las comarcas y ayuntamientos de Galicia.

Los datos de visado, un indicador del comportamiento a corto plazo de la evolución de las viviendas que puedan obtener licencia municipal de obra, ser construidas y puestas en el mercado, revelan la peor actividad entre enero y junio en los últimos trece años.

Las cifras de la provincia reflejan los peores datos de la comunidad ya que de las 1.550 viviendas -nuevas o rehabilitadas- visadas en Galicia en este semestre, Ourense presenta el número más bajo. En estos meses, en la provincia solo se han visado 236 viviendas. Lo que supone un 15,2% de la totalidad gallega, frente a las 617 de A Coruña (39,81%), las 389 de Pontevedra (25%) y las 308 de Lugo (19,87%).

De este modo la superficie media visada en el primer trimestre de año descendió un 26% así como el coste económico que bajó a un 10%. Ourense también ocupa la peor posición en cuanto a mayor número de ayuntamientos que no cuentan con ninguna vivienda visada en estos seis meses. Así, un total de 33 ayuntamientos de Ourense no visaron ninguna vivienda en el Colegio de Arquitectos durante este primer semestre de año. Esta cifra es la mayor de un 27% de ayuntamientos gallegos que se encuentran en la misma situación de falta de actividad en esta línea. Le sigue Lugo con 23 ayuntamientos sin viviendas visadas, A Coruña con 19 y Pontevedra con 10.

En otro orden de cosas, el decano del Colegio de Arquitectos de Galicia, Antonio Maroño, señaló que "casi todo el territorio de Galicia está ordenado" con 253 ayuntamientos que cuentan con un plan general y 59 de 61 que no lo tienen han comenzado a redactarlo. De estos 259 planes vigentes apuntó que solo 69 se adaptan a la normativa dejando a Ourense con un total de 24, A Coruña con 28, Lugo con 10 y Pontevedra con 7.

Según apuntó Maroño al hacer públicos estos datos, el parque de viviendas en la comunidad gallega es "suficiente" para atender a las demandas de su población. Sin embargo, desde la Asociación provincial de Empresarios de la construcción de Ourense, apuntan que ya son varias las zonas de la ciudad donde no hay posibilidad de compra, entre las que están el barrio de O Couto, Mariñamansa o las Lagunas.

Ourense es la capital de provincia gallega donde menos viviendas se vendieron en 2012, tan solo 1.685 frente a un total de 14.627 en toda la comunidad aunque el precio medio por metro cuadrado construido se situase por debajo de la media de Galicia. Esta cifra alcanza los 1.235 euros por metro cuadrado frente a la media gallega que se sitúa en 1.370 euros.

A pesar de la bajada en el precio de la vivienda respecto a 2012 en un 17,1% en Galicia, desde la Asociación provincial de Empresarios de la construcción de Ourense, achacan a la falta de financiación de la banca la raíz del problema ya que "no se da un duro de crédito ni a empresas ni a constructoras ni promotoras". Alertan además del creciente número de piso s no libres pero vacíos sobre las que la Federación Galega de Empresas Inmobiliarias sitúan un gasto para el propietario mayor a los 2.000 euros por año.

Las pesimistas cifras y expectativas de cara al resto de año lleva a la federación a exigir al ejecutivo medidas "firmes, sólidas y con retorno contrastado" y a solicitar la supervisión exhaustiva del sistema financiero. Asimismo, piden la aplicación de medidas que vayan en la línea del fomento del alquiler, rehabilitación y apoyos sólidos y tangibles a la adquisición de viviendas de protección oficial.